“Prioridades de la profesión”

Francisco Miralles

Secretario General CESM

 

Francisco Miralles

Los médicos terminamos el año pasado y comenzamos el actual, con la novedad entretanto del relevo producido al frente del Ministerio de Sanidad, teniendo muy claro la lista de tareas que hay que abordar sin dilación en beneficio de la profesión y de la sanidad en general.

Nuestras prioridades son éstas: favorecer la calidad del empleo, recuperar la perdida salarial sufrida durante la crisis, restituir la jornada laboral de 35 horas semanales e introducir la gestión clínica según lo acordado en su día con el Foro de la Profesión Médica.

Sobre el primero de los puntos señalados, la alta precariedad y temporalidad en el empleo, el Comité Ejecutivo de CESM aprobó recientemente lo que debe ser la hoja de ruta para solucionar una situación que afecta al 40% de los médicos y que se ha desbocado en los últimos años hasta límites de intolerables (como pone de relieve el que, según datos oficiales del Servicio Público de Empleo Estatal, el 30,9% de los contratos que se firmaron  en el área de las “actividades sanitarias y servicios sociales” durante 2016 tuvieron una duración inferior a los 7 días).

Las propuestas en este sentido contemplan abolir la tasa de reposición (en virtud de la cual, y por imposición del Ministerio de Hacienda, desde 2012 no se cubren todas las plazas de plantillas que quedan vacantes), convertir en interinos (y por tanto en plazas de plantilla orgánica) a todos los eventuales (su número puede superar los 15.000) que llevan más de un año en su puesto de trabajo y convocar luego una gran OPE en todo el Estado con bases y calendario comunes.

El criterio de CESM es que esta OPE debe ser coordinada el seno del Consejo Interterritoral y recoger todas las plazas vacantes, incluyendo en ellas las correspondientes a los eventuales convertidos en interinos, más las generadas por jubilación u otros motivos y las que se consideren necesarias crear en función de las necesidades de los servicios.

A su vez, el sindicato propone convocar OPE’s anuales en todos los Servicios de Salud (precedidas, como en el caso anterior, de los correspondientes concursos de traslados) a fin de ir cubriendo todas las nuevas plazas vacantes que por distintas circunstancias se vayan generando, y realizar las modificaciones legales necesarias para que situaciones como la actual no vuelvan a repetirse.

Otro punto irrenunciable es la recuperación del poder adquisitivo de los médicos, que tras los sucesivos recortes y congelaciones salariales sucedidos desde 2010 ha disminuido en torno a un 30%. Hay que volver a los niveles salariales que teníamos antes de los recortes progresivos del gobierno de Rodríguez Zapatero, así como recuperar el resto de pérdidas económicas y de jornada ocurridas en los años siguientes.

 

Junto a la necesidad de combatir la altar precariedad laboral en el sector y la restitución de la pérdida salarial que los médicos han sufrido desde 2010, CESM se ha fijado también como prioridad recuperar la jornada laboral de 35 horas.

Cabe recordar que con el pretexto de la crisis económica el Gobierno decidió en 2012 incrementar la jornada laboral de todos los trabajadores de la sanidad publica hasta las 37,5 horas semanales, dos horas y media más que las establecidas hasta entonces y que no han tenido ningún reflejo en las nóminas, aparte de implicar en algunos casos la obligación de tener que trabajar los sábados para cumplir con el nuevo horario.

Los médicos hemos venido solicitando reiteradamente desde entonces, y en especial desde que el propio Gobierno dio por superada la situación de excepcionalidad económica, que se vuelva a la situación previa, y agradecemos la voluntad que en este sentido están demostrando algunos gobiernos autonómicos, como los de Andalucía y Castilla La Mancha. No obstante, CESM cree que la medida debe ser general y extenderse a todo el país, lo cual requiere que sea asumida por el Gobierno del país, entre otras razones para que no suceda lo que ha ocurrido en la segunda de las comunidades autónomas citadas, donde la decisión (tomada por el Parlamento regional) de restituir las 35 horas ha sido impugnada por el Ministerio de Hacienda.

Asimismo, los sindicatos médicos esperamos que se ponga en marcha la introducción en el SNS de la gestión clínica, basado en un nuevo modelo asistencial en el que el eje y la autoridad clínica pivotara en el médico.

El Foro de la Profesión Médica y el Ministerio de Sanidad alcanzaron un consenso a finales de 2015 sobre ello, pero lo cierto es que a fecha de hoy no se ha generado la normativa pertinente al respecto, pese a contar ya con la recomendación favorable del Consejo de Estado de que se haga mediante un Real Decreto.

Queremos, finalmente, recuperar el consenso entre el Ministerio y el Foro de la Profesión Médica que cuajó en los acuerdos firmados en La Moncloa el 30 de julio de 2013. El cauce para ello debe ser la Mesa del Sector Médico adscrita al llamado Foro de las Profesiones Sanitarias, que los facultativos deseamos convertir en un foro de diálogo permanente con los responsables políticos para trasladar y negociar directamente los asuntos que les incumben.

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail