XIII Congreso Confederal de CESM (18 y 19 de octubre de 2019)

XIII Congreso Confederal de CESM (18 y 19 de octubre de 2019)

Con gran éxito de participación, durante el pasado fin de semana se ha desarrollado en Madrid el XIII Congreso Confederal de CESM, bajo el lema ‘Mirando hacia el futuro’, que ha coincidido además con el 40º Aniversario de la fundación de la Confederación. Durante el mismo, se han procedido a la elección de cargos de la nueva ejecutiva confederal, que ha quedado constituida de la siguiente manera: Tomás Toranzo revalida su cargo como presidente de CESM; el hasta ahora vicesecretario general, y a la vez presidente de AMYTS, Gabriel del Pozo, pasa a ocupar la Secretaría General en sustitución de Francisco Miralles, que se ha retirado del cargo tras ocho años en el puesto; Alfonso Ramón Bauzá, secretario general del sindicato médico balear, pasa a ocupar a la vicepresidencia; Víctor Pedrera, experto en gestión clínica y secretario provincial del Sindicato Médico de Alicante, es ahora el vicesecretario; y, como tesorera, se incorpora María José Campillo, que ya tiene esa misma responsabilidad en el Sindicato Médico de la Región de Murcia.

Mesa inaugural

Durante la inauguración del Congreso quedó patente que el Ministerio de Sanidad en los últimos años ha hecho “oídos sordos” a las reivindicaciones de los médicos, colectivo que, en Sanidad, es el que más recortes ha sufrido desde que empezó la crisis. “No han avanzado absolutamente nada, y vivimos de las rentas de lo que se consiguió con las movilizaciones de los años 80 y 90”, ha expresado con rotundidad se mostró el recién reelegido presidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Tomás Toranzo, en la inauguración del Congreso.
“Estamos en un momento crítico en el que el Ministerio de Sanidad tiene que responder, junto con el Consejo Interterritorial y trabajar en pro del tan demandado Pacto por la Sanidad”, dijo. “Por tanto, esperamos que se estabilice la situación política para poder recuperar la interlocución que, hasta ahora, el Ministerio nos niega por la vía de los hechos“, concluyó.
Rodrigo Gutiérrez, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, aceptó que “no siempre vamos a escuchar cosas agradables”, y afirmó que es “obligación” del Ministerio “escuchar y conocer las reivindicaciones y el estado real” de la situación de los médicos. Defendió que el Ministerio cuenta con profesionales médicos entre sus filas, señalando la “suficiente capacidad” para afrontar una situación compleja, y afirmó que los médicos tendrán al Ministerio como interlocutor, y que se trabajará para dar respuesta a sus reivindicaciones.
En su turno de palabra en la mesa, Francisco Miralles, secretario general de CESM hasta este Congreso, hizo alusión a todos los logros conseguidos durante los últimos años por el sindicato, como la firma de un pacto con el gobierno de Mariano Rajoy o la creación del Foro de las Profesiones Sanitarias, y aprovechó para recordarle al director general presente que aún no lo ha convocado desde que está en el Gobierno.
El secretario general también aprovechó para llamar a la unidad de esta entidad, apuntando que la CESM “es y será lo que los sindicatos autonómicos confederados quieren que sea porque, pese a contar con una Sanidad transferida y tener su fuerza en las propias Autonomías, estar unidos y concurrir a las elecciones con un único código nacional es una exigencia a la que no puede renunciar”.
Una unión que les permite -asegura- estar presente en Europa con solidez y prestigio, y participar en los movimientos sindicales de los médicos de todo el mundo. En este contexto, el secretario general ha anunciado que la próxima reunión mundial de sindicatos médicos se celebrará en España dentro de un año.
Miralles aprovechó esta tribuna para despedirse de sus compañeros ya que, después de dos mandatos al frente de la secretaría general de la Confederación, ha decidido dar un paso atrás en el liderazgo de la CESM, aunque mantendrá el puesto de presidente del sindicato de Murcia durante el año de mandato que aún le queda por delante.
Julián Ezquerra, secretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (AMYTS), que hizo las veces de moderador de la mesa inaugural, presentó el programa del Congreso, y en este sentido avanzó el abordaje de todos los aspectos que tienen que ver con la profesión, incluidos los habituales de índole asistencial y otros novedosos como la protección de riesgos laborales e igualdad, la formación médica, y la medicina privada y de sus problemas.

Desarrollo del Congreso

El Congreso se desarrolló a lo largo de 10 mesas que fueron sucediéndose a lo largo de la jornada del viernes y la primera parte de la mañana del sábado. Cada Mesa consistió en una presentación general de la situación y en la presentación de las propuestas a llevar adelante dentro de su ámbito de cara a los próximos cuatro años, y todas ellas contaron con una elevada participación de los asistentes y un debate enriquecedor.
En la misma mañana del sábado se reservó un espacio para la conmemoración del 40 aniversario de la fundación de CESM, en el que se recordaron algunos de los hitos de su actuación durante esos años y se dedicó un especial homenaje a algunos de sus protagonistas, pero también se atendió a las claves de futuro de la profesión, que están emergiendo en los últimos años, como la feminización de la profesión o la precaria condición con que se encuentran los médicos más jóvenes. Se trata de retos a los que la Confederación ha de dar respuesta, “mirando hacia el futuro”.
Posteriormente se celebró el Pleno Congresual, en el se aprobaron, por unanimidad en su mayoría, todas las propuestas resultantes de las Mesas, y que se resumen en documento adjunto.  Además, y a propuesta de la secretaría técnica de Atención Primaria, se aprobó, también por unanimidad, una declaración específica sobre la situación de este nivel asistencial, que se presentó con el título de “Declaración de Madrid: Salvemos la Atención Primaria”, a la vez que se proponía, para significar dicha situación, la utilización de brazaletes negros por parte de los médicos de AP.
Tras el acto de proclamación de la nueva ejecutiva, el presidente del Sindicato Médico Catalán (SIMECAT), Ignacio García Forcada, pronunció unas emotivas palabras de agradecimiento a CESM por su apoyo a los miles de médicos que ejercen su profesión en Cataluña en unos momentos muy difíciles.

Facebooktwitterlinkedinmail