Los médicos sufren “escarnio público” cuando les denuncian por negligencia

Francisco Miralles, secretario general de CESM, critica que no se respete la presunción de inocencia de los sanitarios

 

 

“Los médicos sufrimos escarnio público cuando nos denuncian por supuestas negligencias, y no se respeta nuestra presunción de inocencia, un derecho éste que es constitucional y que debería protegernos como al resto de los ciudadanos”, afirma Francisco Miralles, secretario general de CESM.

Estas declaraciones, recogidas por REDACCIÓN MÉDICA, responden a la última protesta convocada en La Magdalena (León) contra el supuesto “error médico” aducido por la familia de un paciente que murió tras desmayarse a la salida de la consulta.

El Colegio de Médicos de León ha salido al paso de esta situación rechazando “con toda la contundencia que sea necesaria, esta y cualquier movilización social que suponga un linchamiento público de cualquier profesional como consecuencia de un posible error médico, y mucho más si se hace con carácter previo a cualquier tipo de investigación sobre el mismo”.

El colegio añade que estas manifestaciones “crean un clima de incertidumbre general que termina perjudicando, por un lado, al conjunto de profesionales de la zona y, por otro lado, también perjudica al conjunto de pacientes y ciudadanos ya que como consecuencia de esa presión, y del deterioro de la relación médico-paciente, se podrán ver sometidos a una medicina defensiva que es contraria a la calidad asistencial y a la seguridad clínica”.
Por su parte, el secretario general de CESM coincide con el colegio en calificar como “linchamiento público” el hecho habitual de que se señale con nombres y apellidos a los profesionales objetos de denuncia, mucho más si se hace con carácter previo a cualquier tipo de investigación sobre la misma”.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail