21 septiembre, 2017

El sindicato de Málaga advierte que no aceptará que el nuevo plan de Urgencias ponga a realizar labores extra a los médicos de familia  

La Axarquía será el primer campo de pruebas de la provincia para un nuevo sistema que pretende terminar de exprimir a los médicos de familia en los centros de salud

 

El Sindicato Médico de Málaga no va a aceptar que el nuevo plan de Urgencias que el Servicio Andaluz de Salud trata de implementar en los centros de salud funcione reaprovechando a los médicos que pasan consulta, que a su vez deberían estar prestos para salir a actuar en este otro área. Es inadmisible y una prueba más del desprecio con el que el SAS maltrata a los profesionales y a los usuarios de la provincia de Málaga.

Según hizo saber a este sindicato el gerente y el director económico-administrativo de la Axarquía no hay intenciones de dar marcha atrás en las ideas de convertir a los médicos de la Atención Primaria (médicos de familia y pediatras) en los más exprimidos de todo el sistema cuando no solamente estarán pendientes de sus ya sobresaturados cupos de pacientes sino que deberán estar solícitos para cualquier eventualidad urgente.

El SMM conoce que la intención del SAS en la Axarquía es llevar adelante este mecanismo de trabajo como campo de pruebas en la provincia aunque el propio SMM advierte que esta situación de precariedad galopante ya se da en algunas localidades pequeñas de la comunidad Andaluza donde la falta de efectivos obliga a médicos a atender consultas y si llega una Urgencia cerrar el consultorio, dejando a los pacientes en la calle, y teniendo que atender la prioritaria.

Incluso se pretenden modificar las resoluciones de prevención de riesgos laborales, sobre adecuación de puestos de trabajo de los facultativos afectados para este nuevo plan de Urgencias.

Estos hechos inauditos, que ya conocen los usuarios del SAS en pequeñas localidades, pretenden convertirse en norma en los grandes con el nuevo plan de la dirección comarcal en la Axarquía que pese al anuncio de su anulación siguen siendo planes que se tratarán de poner en marcha en próximos meses, como ha conocido el SMM.

Este sindicato quiere manifiestar al respecto que no va a permitir que de nuevo los médicos de familia sean los más afectados por la precariedad a la que nos aboca el Gobierno de la Junta de Andalucía. Y exigirá que esa falta de efectivos que existe en los centros de salud de nuestra provincia se solucione con la contratación de más médicos, en mejores condiciones laborales que las actuales. No explotando más a los ya explotados.

Estos hechos podrían derivar precisamente en que la ya de por sí enorme dificultad del SAS para contratar médicos de familia fuera aún más complicada y que los ciudadanos que no pueden pagarse un seguro privado y hacen un uso de este servicio público habitualmente fueran los primeros afectados de esta nueva injusticia del SAS con Málaga. Teniendo que soportar esperas más largas de las que ya soportan.

 

Fuentes: CESM-MÁLAGA

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies