El reconocimiento de la relación médico-paciente como Patrimonio de la Humanidad, promovido por CESM, sigue cosechando apoyo internacional

El camino de la declaración de la relación médico-paciente como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco sigue sumando adeptos. A los médicos españoles y latinoamericanos, que se adhirieron en bloque en el I Congreso Médico iberoamericano celebrado en Lima el pasado noviembre, se podrían unir los facultativos portugueses y la Medicina islámica, china y sudafricana, según ha explicado Patricio Martínez, presidente de honor de Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y coordinador del proyecto, a Redacción Médica. De esta forma, lo que empezó como una candidatura modesta de la Medicina española va camino de aglutinar a la relación de los pacientes con los facultativos de medio mundo.

FUENTES: redaccionmedica.comredaccionmedica.com

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail