El sindicato de Málaga denuncia la inexistencia del tiempo de lactancia en las guardias

 

Comunicado del Sindicato Médico de Málaga

 

Recuerda el caso de médicas en Marbella que trabajan más en su reducción de jornada de lo que deberían

 

El sindicato pide un marco regulador más claro en este tiempo de trabajo y recuerda que las doctoras madres sólo pueden darle el pecho a sus hijos en horario de trabajo de lunes a viernes, mañana o tarde, según el SAS. Mientras no reconoce ese derecho cuando está de guardia o en actividad continua mientras sí se le reconoce a otras categorías laborales

El Sindicato Médico de Málaga quiere seguir denunciando circunstancias y situaciones que parecen del todo anómalas, injustas y hasta ignominiosas en pleno siglo XXI. Esto es que haya madres médico, que ya han agotado su tiempo de baja por maternidad y que no no tienen ningún tiempo respetado en sus guardias, a menudo de muchas horas seguidas, para dar el pecho a sus hijos.

Así las cosas, el SMM quiere llegar más lejos al pedirle al Servicio Andaluz de Salud dependiente de la Junta de Andalucía que avance en un marco regulador de las guardias en general, para que así se respeten el cómputo global de garantías de descansos o derechos que los trabajadores tienen en el restante cuadrante, a menudo sólo circunscrito a los horarios de jornada ordinaria.

Esta central sindical quiere acordarse en este Día Internacional de la Mujer Trabajadora que cada vez son más las médicas que trabajan en el Servicio Andaluz de Salud y que el hecho de que se descuiden este tipo de detalles y se den este tipo de situaciones incómodas, no ayudan nada a la conciliación laboral de la que tanto alardea que defiende el actual gobierno socialista de la Junta de Andalucía.

20 doctoras en Marbella, discriminadas

De la misma forma, el Sindicato Médico de Málaga denunció hace unas semanas una situación insólita y vergonzante como es que una veintena de médicas de Urgencias del Hospital Costa del Sol de Marbella estén siendo discriminadas por cuestión de género ya que cuando la dirección les concede la reducción de jornada por cuestiones de maternidad, en muchos casos, tienen que admitir que la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía les haga trabajar más horas de las que les corresponden.

Esto se produce de manera flagrante cuando a estas doctoras madre la dirección de este centro no les está reconociendo el saliente (descanso) completo de sus jornadas de guardia. Según números totales estas facultativas estarían trabajando unas setenta horas al año más que el resto de médicos con un valor económico robado a este derecho adquirido por parte de la administración regional de entre 1.500 y 2.000 euros.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail