El sindicato insiste en cambiar la norma que impone la jubilación a los 65

 

El Sindicato Médico (Simpa) insiste en la conveniencia de abrir la negociación del plan de recursos humanos del Sespa para cambiar la norma en lo que a la edad de jubilación forzosa se refiere, ya que la actual, que establece el retiro forzoso a los 65 años, «está provocando una pérdida de recursos, de gente con talento, con la paradoja de que algunos continúan la actividad en centros hospitalarios con los que el Sespa tiene actividad concertada”. Antonio Matador, secretario general considera que la ampliación de la edad de jubilación, pese a todo, no sería más que un «parche» para mantener el actual nivel asistencial. Ante la jubilación de mil médicos en Asturias en los próximos cinco años, la única solución que ve el secretario general del Simpa es «aumentar el número de plazas MIR».

FUENTES: elcomercio.es

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail