“Basta ya de guardias médicas a precio de saldo”

Miguel Lázaro

Presidente del Sindicato Médico de Baleares (Simebal-CESM)

 

Como todos ustedes saben los médicos de la sanidad pública hacemos guardias las 24 horas del día, los 365 días del año, incluido Nochevieja, Navidad, Nochebuena, Año Nuevo. Si ustedes van en cualquier momento a un hospital o aun PAC, siempre tendrán a un médico que ha cursado medicina seis años y que ha hecho una especialidad de 4 o 5 años, que se recicla continuamente para atenderle. En los hospitales hay de guardia siempre especialistas Vía Mir sea cual sea su dolencia. Permítanme hacer un poco de pedagogía sobre el tema en cuestión, hay urgencias hospitalarias y urgencias extra- hospitalarias que integran los PAC, SUAP y 061. Todo está cubierto. Prosiguiendo con la información, les diré que hay guardias hospitalarias de 17 horas y de 24 horas y que estas pueden ser localizadas y de presencia física. La guardia localizada es aquel periodo de tiempo en el que el personal facultativo sanitario permanece en situación de disponibilidad que haga posible su localización y presencia inmediata para la prestación de servicios presenciales en el hospital, cuando fuera llamado para atender las necesidades asistenciales que eventualmente se puedan producir. Las guardias médicas son muy estresantes y significan un gran desgaste personal y profesional por lo que a partir de los 55 años se oferta la posibilidad de no hacerlas y sustituirlas por tres módulos de asistencia.

Retribución de la guardia localizada

Cuando el facultativo no haya sido requerido para acudir al hospital la retribución de la hora de guardia localizada será del cincuenta por ciento del que corresponda a la guardia de presencia física que corresponda a laborable o festivo, según se trate. Cuando el facultativo haya acudido al hospital a requerimiento del mismo la retribución será igual a la guardia de presencia física. Descanso tras la guardia localizada. Las guardias de localización en las que se haya acudido al hospital deben ser consideradas tiempo de trabajo y tras su finalización los facultativos deberán de descansar las doce horas que establece el artículo 51.2dela Ley 55/2003.El personal facultativo deberá descansar durante la jornada siguiente a la realización de las guardias, manteniendo los niveles retributivos.

Consumamos realidad. ¿Porque guardias a precio de saldo, en la sanidad pública balear?

Todos sabemos el precio de una hora de cualquier empresa automovilística y de cualquier profesión (fontaneros, electricistas, abogados, cerrajeros, controladores, etc.) y algunos conocemos como se cobran las horas de asistencia a comisiones totalmente prescindibles y las dietas de pernoctación los políticos. Lo que muchos de ustedes ignoran hasta hoy lo que cobran los médicos por su hora de guardia. Empecemos por los mires, que cobran siendo R1: 11 a 13 euros, que van subiendo progresivamente hasta Los R4 y R5 que cobran unos 17 euros. Un especialista hospitalario cobra 24 euros la hora de guardia ordinaria y 26 euros la hora los días festivos. SI la guardia es localizada se cobra la mitad de la hora (es decir 12 euros brutos.) Las guardias localizadas que afectan a unos 13 servicios en Huse, 8 servicios en Son Llatzer, la mayoría quirúrgicos e intervencionistas  así como otros servicios en el resto de los hospitales, se pagan igual estando localizados que si tienen que venir al hospital cuando son requeridos.

Códigos específicos 

Son Espases tiene tres códigos específicos que se activan cuando un paciente tiene un ictus, un infarto o es un paciente politraumatizado. Bien, pues en el caso del código Infarto, que salva muchas vidas, el cardiólogo que está localizado cobra 50 euros brutos al día. La guardia localizada de un neurocirujano de Huse, el Ib-Saalut la paga a 12 euros brutos la hora.

Seguramente a esta altura del artículo todo ustedes deben de estar catatónicos o bien estarán ustedes pensando que no puede ser. Lo es. He aquí una forma de abuso y de explotación del médico por parte de la administración. Basta ya.

Las guardias de los médicos llevan congeladas desde el 2007.

El colectivo médico está harto de cómo se les desvaloriza. Los ciudadanos deben de saber lo que el Ib-Salut paga a sus médicos.

Es hora de negociar las horas de la guardia. Es hora de que el IB-Salut cuide a sus médicos.

Es hora de que la ética organizacional de la Admiración se operativice en una retribución digna de las horas de las extenuantes guardias médicas.

La dignidad es un valor que no tiene precio. El valor de salvar una vida no tiene precio. Eso lo sabemos todo. Pero lo que no es de recibo es el escaso reconocimiento profesional que subyace en este precio de saldo BRUTO

La pelota está en el tejado del Ib-Salut. Ojalá la capacidad negociadora del D. Jui Fuster de respuesta a una de las principales demandas y exigencias de sus más de 3.500 médicos

Y… ya saben la consigna: en derrota transitoria, nunca en doma.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail