Rebelión de los médicos del PAC de Pont d’Inca ante la decisión unilateral de Salud de traspasar un 70% más de tarjetas de Palma

 

Los médicos del punto de atención continuada (PAC) del Pont d’Inca Martí Serra han mandado una carta al gerente de Atención Primaria, Miguel Caldentey y al alcalde de Marratxí en la que trasladan su preocupación ante la decisión unilateral del IB-Salut de derivar 24.000 pacientes de Palma a este centro de salud, ya de por sí «desbordado». El Sindicato Médico de Baleares alerta de que la población de esta zona verá empeorada la calidad de la asistencia sanitaria ante el aumento de un 68% de la presión asistencial respecto a la actual, que tendrán que sufrir más tiempos de espera.

FUENTES: elmundo.es

Facebooktwitterlinkedinmail