CESM avanza un calendario de movilizaciones que puede acabar en huelga general

Imagen del Comité Ejecutivo celebrado el 12 de diciembre

 

Todos los sindicatos autonómicos del sector, representados en el Comité Ejecutivo de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), han acordado hoy expresar su apoyo a las protestas que se están sucediendo en la Sanidad, a la vez que han avanzado un calendario de movilizaciones que podría acabar en huelga general si no hay una respuesta efectiva por parte de las administraciones nacional y regionales a las principales demandas de los facultativos.

Como primera medida, la principal organización sindical de los médicos españoles ha manifestado su respaldo a las huelgas y otras expresiones de descontento que están teniendo lugar en Atención Primaria, así como a las que se produzcan en el futuro (en el caso de Andalucía ya se han anunciado nuevas protestas para el 19 de diciembre y 16 de enero).

El sector de Primaria está afectado de una grave infrafinanciación y escasez de plantillas que se traduce en una insoportable sobrecarga asistencial que crea frustración en los profesionales al no poder dedicar, en muchos casos, más de dos o tres minutos a cada paciente.

A la hora de apoyar y alentar las protestas en este primer eslabón asistencial, CESM recuerda que los problemas han venidos siendo denunciados reiteradamente “en las últimas décadas, sin recibir otra cosa de los responsables sanitarios que buenas palabras, por lo que es hora de adoptar una actitud más expeditiva, al ser éste, probablemente, el único planteamiento que realmente entienden.”

Concentraciones en los centros y en Madrid

Por otro lado, y ampliando ya el horizonte al conjunto de la Sanidad, la organización médica ha aprobado las siguientes dos medidas:

– Convocar a todos los facultativos a concentrarse ante las puertas de los centros asistenciales el próximo 7 de febrero a las doce del mediodía.

– Llevar a cabo una concentración en Madrid un mes más tarde, el 7 de marzo, de modo similar a la que resultó ser un éxito de convocatoria el pasado 21 de marzo ante las puertas del Ministerio de Sanidad y de la sede del Congreso de los Diputados.

Tras ello, y si los médicos no ven progresos en la resolución de los muchos problemas que vienen denunciando, “habrá llegado el momento de plantearse una huelga general”, señala el secretario general de la CESM, Francisco Miralles.

Reivindicaciones

Entre las reivindicaciones de los médicos destacan:

-Tener tiempo y medios para asegurar una asistencia de calidad a los pacientes

-Acabar con la precariedad en el empleo mediante ofertas públicos de empleo, que por ley deben celebrarse cada dos años, pero hay CCAA que llevan 7 años o más sin llevarlas a cabo. Hoy más del 40% de los médicos no tienen plaza en propiedad, y los contratos eventuales inferiores a 6 meses, e incluso por semanas, no son infrecuentes.

Planificar las necesidades de médicos para que, como mínimo, todos los médicos que acaban el grado puedan hacer una especialidad y que se aumenten el número de las plazas MIR.

-Recuperar la pérdida de poder adquisitivo acumulada desde 2010 (en torno a un 25-30% del salario, según cálculos propios de CESM)

-Reestablecer la jornada de 35 horas

-Retribuir mejor las guardias. El colectivo médico es el único en el que la retribución de la jornada extraordinaria, que en su caso es además obligatoria, es inferior a la ordinaria.

FUENTES: CESM

 

→ Ecos en Prensa

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail