CESM-CV anuncia movilizaciones para reivindicar mejoras urgentes en Atención Especializada  

 

El Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV) ha reivindicado una docena de medidas «urgentes» para «salvar la atención médica hospitalaria de unos problemas cada vez más acuciantes».

Estas acciones, definidas por el Comité de Especializada de la central sindical, pasan por un aumento de la asignación presupuestaria para la contratación de personal, una mayor definición de las agendas y de los programas contra las listas de espera y mejoras laborales y retributivas de los profesionales, entre otras.

Para Andrés Cánovas, secretario general de CESM-CV, «la medicina hospitalaria está tan desprotegida como la Primaria y, al igual que ésta, debemos reivindicar mejoras inmediatas.

Y por ello, el 7 de febrero saldemos a las puertas de los hospitales y los centros de primaria para protestar por una dejación que afecta a toda la sanidad tanto valenciana como española, que están en crisis clara, y por extensión a los ciudadanos».

Según Cánovas, «el PIB dedicado a sanidad en España ha bajado dos puntos en los últimos años y, aunque el porcentaje sea mayor en especializada, está claro que ha descendido mucho en comparación con otros países.

Y esto hay que solucionarlo», señalando que «si no se actúa con rapidez, no descartamos que las movilizaciones en este nivel asistencial vayan a más».

Entre las medidas concretas fijadas por CESMCV-SAE, que se suma al decálogo que hace unos días presentó para Atención Primaria, la primera es un «aumento de la asignación presupuestaria destinada a contratación de personal médico en medicina hospitalaria para adaptar las plantillas históricamente infradotadas a la nueva oferta de servicios».

Además, se apuesta por definir agendas cerradas y con un tope máximo definido para cada especialidad «según las recomendaciones de las sociedades científicas» y programas de reducción de listas de espera «consensuados y con un pago digno».

Asimismo, se hace hincapié en la necesidad de mejorar los circuitos de interrelación entre primaria y hospitalaria «con vistas a un mejor filtrado de las derivaciones y a un mejor feedback entre ambos ámbitos».

En este contexto organizativo, también se suma la exigencia de un profesional (Técnico en Cuidados Auxiliares Enfermería o TCAE) «para realizar las labores administrativas junto al personal facultativo, con la finalidad de poder dedicar más tiempo a la atención médica y no tanto a procesos burocráticos que restan gran parte del tiempo a la adecuada atención al paciente».

CESM-CV también incide en una «solución definitiva e inmediata» al grave problema de la contratación precaria de médicos en medicina hospitalaria, que pasa por la realización de OPES suficientes, y la necesidad de mejorar los procesos selectivos con la valoración de meritos académicos y otros en bolsa de trabajo, la definición perfiles específicos y la actualización de la misma dos veces al año.

Las medidas de mejora de las condiciones laborales y retributivas también tienen un importante peso, ya que se realizan reclaman «sustituciones o compensación por la sobrecarga que supone la no sustitución, meses de vacaciones y verano para todos los médicos de medicina hospitalaria» y un aumento del salario del personal facultativo «reconociendo su capacitación especial, con un mínimo de 11 años de formación necesaria para poder ejercer la profesión y recuperación de todas las pérdidas salariales que aún no se han restituido desde la crisis, incluidas las pagas extras».

También se reclama el pago de las guardias desde el primer día de baja «en todos los casos», la adecuación del puesto de trabajo de las mujeres durante el embarazo, «incluyendo las guardias desde el primer día» o la remuneración de la docencia y reserva de horas dentro del horario laboral «para impartirla y recibirla y, del mismo modo, para estudios y producción científica».

Fuentes: CESM-COMUNIDAD VALENCIANA

Facebooktwitterlinkedinmail