Denuncian irregularidades y filtraciones en las oposicionesdel IB-Salud

 

Baleares anunció a bombo y platillo una macrooposición de 4.500 puestos de trabajo en Salud. Pero lo que iba a convertirse en una oportunidad de estabilización para el personal interino, que lleva años sin posibilidad de acceder a una plaza fija, se ha quedado en agua de borrajas ante la escabechina de suspensos. En Medicina Familiar han quedado vacantes la mitad de las plazas. La indignación entre el colectivo es palpable. «Ha habido juego sucio por parte del IB-Salut y se han cometido irregularidades», denuncia a EL MUNDO un grupo de médicos de familia que se plantea impugnar las oposiciones ante la falta de transparencia. También se denuncia que el IB-Salut mintió a propósito en la fecha de corrección de los exámenes para evitar que el Sindicato Médico se personara. Cuentan que se impidió a Simebal ejercer su derecho de supervisión, pese a solicitarlo en repetidas ocasiones.

FUENTES: elmundo.es

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail