CESM ve inaceptable que la Xunta apenas cubra el 10% de las necesidades reales de Atención Primaria en el Área de Pontevedra

Se necesitan 32 médicos de Familia y el Sergas ha creado 3 plazas

Alberto Núñez Feijoo
CESM Galicia recuerda que la sanidad pública ha empeorado notablemente en la última década.

La Delegación de Pontevedra de CESM Galicia considera ‘totalmente inaceptable’ que la Xunta apenas cubra el 10% de las necesidades reales que existen en los Centros de Salud y los PAC de esta Área Sanitaria, como se pone de manifiesto con la convocatoria de sólo 3 plazas, cuando para cubrir las necesidades básicas se necesitan 32 nuevos facultativos, sin contar vacaciones, bajas o permisos por guardias que tienen que disfrutar los profesionales.

El Sindicato Médico denuncia que en muchas ocasiones los pacientes tienen que esperar entre 7 y 10 días para acudir a la consulta, algo ‘inadmisible’, si tenemos en cuenta que hace unos años eran atendidos en 24 horas o como mucho en dos días.

CESM añade que una de las consecuencias de esta falta de recursos humanos en Atención Primaria es el colapso de las urgencias, coincidiendo con el pico de la epidemia de gripe, ya que los pacientes que requieren ser atendidos y se les posterga la consulta una semana o más acuden a los servicios de los Centros Hospitalarios.

Los facultativos afirman que la precariedad laboral se ha cronificado en AP como lo demuestran la sobrecarga de trabajo de los profesionales, con agendas insoportables para atender hasta 50 pacientes diarios en muchas ocasiones, lo que acaba por ‘minar’ al profesional provocándole graves cuadros de estrés y ansiedad.

Añaden que la falta de estabilidad laboral contribuye cada vez más a la fuga de profesionales, que con una formación envidiable tienen que acabar en la sanidad privada o emigrando a otras comunidades autónomas o al extranjero.

CESM Galicia concluye que, a pesar de los ‘cantos de sirena’ a los que nos tiene acostumbrados el Presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, la realidad constatable es que la sanidad pública de Galicia ha empeorado notablemente en la última década.

Facebooktwitterlinkedinmail