Los médicos denuncian jornadas con cien pacientes en urgencias extrahospitalarias

El Sindicato Médico critica la falta de refuerzos en estos servicios, pese al aumento de enfermedades respiratorias y gripe este invierno

Un centro hospitalario de Alicante
Las urgencias extrahospitalarias desbordan a los médicos valencianos

Las Urgencias de los hospitales y los centros de salud no son los únicos servicios que están sufriendo las «inclemencias» del invierno. Los puntos de atención continuada, que cubren las urgencias no hospitalarias por las tardes, noches y los fines de semana, están saturadas, con más de cien pacientes por médico, debido al aumento de las enfermedades respiratorias y los casos de gripe. Todo unido a la falta de refuerzos por parte de la Conselleria de Sanidad para hacer frente a este aumento de la demanda. Así lo denuncia el Sindicato Médico, que aporta datos de asistencia en varias localidades de la provincia.

En las urgencias de Alicante Sur, ubicadas en el centro de especialidades de Babel, se está atendiendo a una media de 120 pacientes desde que abre el centro a las 17 horas hasta las 8 de la mañana, los fines de semana esta cifra se eleva a 200. «A esto hay que añadir entre 10-15 avisos domiciliarios en día laboral y más de 20 en festivo», señala Víctor Pedrera, presidente provincial del Sindicato Médico. Una demanda a la que tiene que hacer frente «con una plantilla sin refuerzos, es decir un médico para domicilios y dos para la atención en centro por lo que las ratios son fáciles de calcular: unos 100 pacientes por médico en festivo y unos 60 en jornada de 15 horas». Pedrera sostiene que, aunque las jornadas laborales en estos dispositivos son largas, de 15 horas entre semana y 24 los fines de semana y festivos, «el grueso de estos pacientes se concentra sobre todo por las tardes, entre las 16 y 22 horas».

En las urgencias de San Vicente, según el Sindicato Médico, se está atendiendo en una jornada de 15 horas a 180 pacientes y en fin de semana hasta 300 con una plantilla que tampoco varía respecto
al resto del año: dos médicos en horario completo y un refuerzo hasta las 20 horas.

La situación se repite en otras localidades, como Orihuela, «con asistencias medias de entre 80 y más de cien pacientes por médico, y hasta diez avisos». El Callosa del Segura «la media es de entre 130 y 160 pacientes atendidos entre semana y hasta 200 en festivos con sólo dos médicos». En Elda, Petrer, Novelda y Villena el número de asistencias es similar, con dos médicos por cada puesto asistencial y entre 120 y 150 pacientes diarios para asistir.

El Sindicato Médico asegura que ha solicitado a la Conselleria de Sanidad información sobre los refuerzos con motivo de la llegada del invierno. «El compromiso de la Conselleria era de contratar solo a 15 médicos en total para toda la provincia, y no nos han informado sobre si se han contratado ni dónde están, a pesar de haberlo solicitado por escrito a todos los departamentos», señala Víctor Pedrera. Para el responsable de esta formación «asistimos a una falta de previsión ante el exceso de trabajo, que pone en riesgo tanto a la seguridad del paciente, como a la seguridad del profesional».

Facebooktwitterlinkedinmail