Ingesa, condenado por falta de suministro de material de protección a sanitarios en Ceuta

Es la cuarta sentencia condenatoria para una administración por la falta de material de protección

Abdelghani El Amrani El Marini El Haddad
El secretario general del Sindicato Médico de Ceuta

Una sentencia del Juzgado de lo Social número 1 de Ceuta ha estimado parcialmente la denuncia que el Sindicato Médico de Ceuta (confederado en CESM) presentó contra el Ingesa por considerar insuficientes las medidas de protección y los recursos materiales que la entidad facilitó a los médicos al inicio de la pandemia. De este modo se condena a la administración sanitaria por el incumplimiento de la normativa en materia de prevención de riesgos laborales por el Juzgado de lo Social convirtiéndose en la cuarta sentencia condenatoria, a nivel nacional, a una administración pública sanitaria, tras los casos de Huesca, Teruel y Zaragoza según recoge la prensa local.

En la sentencia, el fallo señala que queda “acreditado que, aunque la entidad Ingesa ha realizado una gestión adecuada en el suministro de los mecanismos de prevención respecto a los médicos a su cargo durante prácticamente toda la pandemia, dicho suministro no fue adecuado en la primera quincena de marzo, vulnerándose la normativa de prevención de riesgos laborales contenida en el artículo 14 y 15 de la LPRL”. Además, añade que la entidad “no gestionó de forma adecuada la distribución de los EPIS respecto a los médicos los primeros 20 días de marzo”.

El Sindicato Médico ha recordado que en España la cifra de profesionales contagiados dentro del ámbito de la salud es de más de 51.000, un dato que debe servir para mostrar la importancia de contar con los materiales de protección adecuados para la seguridad de los sanitarios y de la población, en general.

Con esta sentencia, el Sindicato Médico quiere pedir a la Administración que proteja a sus médicos y sanitarios ante los rebrotes que ya están azotando la península y que previsiblemente llegarán a Ceuta. El organismo sindical considera necesario que el Ingesa se comprometa a que no se repitan estos hechos en un futuro escenario, siendo una prioridad la protección de los sanitarios, ya que son la piedra angular del sistema de salud y sin ellos la población quedaría indefensa ante el virus.

Necesitan medidas que mejoren el 061

La sentencia coincide con otra llamada de atención que hace el sindicato ceutí sobre la situación del servicio de emergencias 061, con una mayor sobrecarga asistencial y a la vez menor dotación de personal. Según la prensa local, la plantilla humana cuando se creó era de 11 médicos mas 1 director médico y dos auxiliares administrativos, y sus horas de trabajo rondaban las 1.440 horas, similar a la media nacional.

Actualmente, las horas de trabajo estipuladas son 1.524, «mayor que otro colectivo con la misma turnicidad. Trabajamos más horas que el resto de España, con menos médicos y menos derechos», aseguran desde el sindicato, que solicita que se trate en mesa sectorial la problemática del 061 y del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), para lo cual afirma contar con el apoyo de otras organizaciones sindicales.

La situación del 061 se agrava por el envejecimiento de la mayor parte del servicio, la sobrecarga asistencial y el aumento de la penosidad, especialmente respecto a la pandemia por COVID, a la que se enfrentaron sin los necesarios equipos de protección. Por eso, desde las ciudades autónomas exigen al Ingesa que se ponga fin al abandono que sufren.

Según ha explicado el secretario general del Sindicato Médico de Ceuta, Abdelghani El Amrani, resulta imprescindible que el Ingesa, vía Alfonso Palacios, director general en Madrid, resuelva la situación de los servicios de emergencia de Ceuta. «Queremos ser como el resto de los servicios y compañeros de emergencias a nivel nacional», expone.

Además, solicitan que Ceuta y Melilla sean declaradas zonas de difícil cobertura, y piden que la soluciones vengan en forma de diálogo y no por imposición.

Facebooktwitterlinkedinmail
instagram