Así ha quedado la distribución de las plazas MIR 2020 que se incorporan a sus puestos de trabajo

Terminada la adjudicación han quedado 2.874 aspirantes sin posibilidad de elegir plaza

Una de las tablas del informe.

Entre los días 21 y 25 de septiembre, con cuatro meses de retraso, se incorporan a sus plazas los MIR que ocuparon las 7.615 plazas adjudicadas en esta convocatoria para formación. Eran 6.967 el año pasado, 6.513 en 2018, 6.324 en 2017, 6.097 en 2016, 6.017 en 2015, 5.920 en 2014, 6.349 en 2013 y 6.704 el año 2012, si bien en el año 2015 y anteriores incluía plazas de Escuela y no sólo de residencia como estos últimos años, desde 2016.

Con una media de edad superior a los 25 años, tras seis años de licenciatura y un año de preparación del MIR les restan entre 4 y 5 años para terminar su formación e incorporarse, con una edad media de entre 29 y más de 30 años, a un puesto de médico especialista con una extraordinaria formación que durante toda su vida profesional deberán mantener perfectamente actualizada. Muchos compañeros de instituto que eligieron otras profesiones, si han tenido suerte al encontrar trabajo, llevarán entre 6 y 12 años trabajando y progresando en su profesión.

Entre los días 13 y 31 de julio estaban citados 12.172 aspirantes (finalmente se adjudicaron todas las plazas el 31 de julio por la tarde), que con una nota de corte del 35% de los diez mejores exámenes, habían superado la prueba (eran 11.292 aspirantes en la anterior convocatoria, 11.292 en el año 2018, 10.549 en el año 2017, 9.288 en la convocatoria 2016, 8.554 en la convocatoria de 2015, 7.360 en la convocatoria 2014, 9.182 en la convocatoria de 2013 –nota de corte 30%- y 11.868 el año 2012 en el que no existió nota de corte.

Con el número de orden 8.240 se suspendió el turno general el día 30 de julio por la tarde (el año pasado se suspendió con el número 7.382, con el 7.135 en 2018 y con el 7.139 en 2017) y una vez reanudada la adjudicación de plazas el día 31 de julio se adjudicaron 28 plazas a los aspirantes de turno de discapacidad (el año pasado se adjudicaron 32) y finalmente el día 31 de julio, con el número de orden 9.275 se agotaron las plazas.

Terminada la adjudicación han quedado 2.874 aspirantes sin posibilidad de elegir plaza, de ellos 525 afectados por el cupo para extracomunitarios, 1.818 de nacionalidad española y el resto de comunitarios, con régimen comunitario y residentes permanentes o temporales no afectados por el cupo. Hay otros 725 extracomunitarios afectados por el cupo, que tampoco han podido elegir plaza por tener número de orden entre el 3.966 en que se agotó el cupo y el 9.275 última plaza adjudicada.

El año pasado se agotaron las plazas en el 8.365 y quedaron 2.810 aspirantes sin posibilidad de elegir plaza. El año 2018 se agotaron en el 8.018 y quedaron 3.259 aspirantes sin posibilidad de elegir plaza. El año 2017 se agotaron en el 8.173 y quedaron 2.353 aspirantes sin posibilidad de elegir plaza.

Necesitaremos muchos especialistas en los próximos años para cubrir un importante número de jubilaciones y cada año se quedan muchos aspirantes sin posibilidad de obtener plaza y por tanto sin especializarse y poder acceder a plazas del SNS. Este año se ha dado un paso importante pero insuficiente y tarde, con el incremento de 818 plazas que tardarán 4 o 5 años en ser nuevos especialistas, terminarán su formación en 2024 y 2025.

Hace falta una planificación urgente y responsable a medio y largo plazo, necesitaremos más plazas en los próximos nueve o diez años próximos, pero pasada está situación puntual, las jubilaciones de médicos bajarán mucho y posiblemente entonces se formarán muchos más médicos de los que España necesite, tanto en el SNS como en el resto de las administraciones y la medicina privada. No podemos volver a los años ochenta en los que había miles y miles de médicos parados para trabajar unos meses en verano.

Los alumnos que en septiembre comienzan el grado de medicina, tienen por delante once o doce años de formación y terminaran siendo especialistas en 2031 o 2032 y la pregunta es ¿encontrarán trabajo, engrosaran las listas del paro o verán obligados a emigrar?

Especialidades preferidas

Cirugía Plástica agotó sus 41 plazas (40 el año pasado) el segundo día por la mañana (la última se adjudicó al aspirante 782), el año pasado fue la segunda en agotar las 37 plazas el segundo día por la mañana con el número 1.002. Fue la segunda también en agotar las plazas en la convocatoria del año 2018, el segundo día por la mañana con el número 833.

Dermatología ha sido la segunda en terminar la adjudicación de sus 108 plazas, la última se adjudicó aspirante 821 el segundo día por la mañana. En la convocatoria pasada fue la primera en adjudicar sus 94 plazas, la última se adjudicó con el número de orden 763 el segundo día por la mañana. En la convocatoria del año 2018 también fue la primera en adjudicar sus 88 plazas, la última se adjudicó con el número de orden 801 el segundo día por la mañana.

Cirugía Oral y Maxilofacial ha sido la tercera en agotar las 32 plazas el cuarto día por la tarde con el número 2.100 (aspirantes 2.609 el año pasado, aspirante 3.339 el año 2018 y 3.391 el año 2017).

Este año Cardiología ha sido la cuarta terminar de adjudicar sus 168 plazas (168 el año pasado, 166 el año 2018 y 159 el año 2017), la última al aspirante 2.834 el quinto día por la tarde, en la convocatoria pasada la última la adjudicó con el número de 2.993, en la convocatoria del año 2018 la última la adjudicó con el número de 1.817.

La quinta ha sido Neurocirugía que agotó sus 45 plazas con el aspirante 3.093. El sexto lugar lo ocupa este año Anestesiología que terminó de adjudicar sus 3.793.

Las siguientes especialidades son: Otorrinolaringología la última de sus 99 plazas la ocupó el 3.826. Urología terminó de adjudicar sus 120 plazas con el aspirante 3.974. Aparato Digestivo adjudicó la última de sus 172 plazas al aspirante 4.162. La última de las 267 plazas de Cirugía Ortopédica y Traumatología se la adjudicó el aspirante 4.186. Obstetricia y Ginecología con 271 plazas convocadas adjudicó la última al 4.309 y en la tabla 1 se pueden consultar todas las especialidades.

Una vez habían elegido los 4.000 primeros aspirantes se habían agotado 8 especialidades (fueron 15 el año pasado, 13 en 2018, 18 el año 2017, 22 en el año 2016, 19 en el año 2015, 16 el año 2014 y 16 también el 2013) y un total de 3.954 aspirantes habían elegido su plaza (3.939 el año pasado, 3.910 el año 2017, 3.921 en el año 2016, 3.874 en el año 2015, 3.750 el año 2014 y 3.806 el año 2013).

Las incomparecencias para los 4.000 primeros aspirantes fueron 33 (el 0,83%), el año anterior fueron 46 (el 1,15%), el año 2018 fueron 61 (el 1,52%), 90 (el 2,25%) el año 2017, 79 (el 1,98%) en el año 2016, 126 (el 3,15%) en 2015, 250 (6,25%) en 2014 y 194 (el 4,85%) en 2013. Aún quedaban 3.648 plazas por adjudicar y 8.172 aspirantes pendientes de solicitar plaza, de los cuales 1.245 están afectados por el cupo de aspirantes no comunitarios y no podrán elegir plaza, con lo que son 6.927 los que finalmente tendrán opción a elegir hasta que se agoten las plazas disponibles.

Con el número de orden 3.966 se agotó el cupo de las 300 plazas disponibles para el cupo para aspirantes no comunitarios. El año pasado el cupo de las 272 plazas disponibles se agotó con el número de orden 4.411. El año 2018 el cupo de las 261 plazas disponibles se agotó con el número de orden 4.839. El año 2017 el cupo de las 253 plazas disponibles se agotó con el número de orden 4.523. El año 2016 el cupo de las 244 plazas disponibles se agotó con el número de orden 4.547. El año 2015 el cupo de las 244 plazas disponibles se agotó con el número de orden 3.870. El año 2014 el cupo de las 246 plazas disponibles se agotó con el número de orden 3.182. El año 2014 el cupo de las 246 plazas disponibles se agotó con el número de orden 3.182 y en el año 2013 de las 511 plazas disponibles se agotó con el número de orden 3.586.

Las especialidades que se comenzaron a adjudicar más tarde son:

Bioquímica Clínica primera adjudicación con el número 8.757, el año pasado con el número 7.528, 7.428 en 2018, en 2017 fue el 5.678, fue con el 5.715 en 2016 y el 6.191 en 2015.
Análisis Clínicos primera adjudicación con el número 6.011, el año pasado con el número 1.803, 3.372 en 2018, en 2017 fue el 2.782, fue con el 1.182 en 2016 y el 500 en 2015.
Alergología primera adjudicación con el número 3.790, el año pasado se eligió la primera plaza con el número 3.055, el año 2018 con el número 1.901, con el número 2.712 en la convocatoria 2017, fue con el número 1.102 en 2016 y 2.595 en 2015.
Farmacología Clínica primera adjudicación con el número 3.238, el año pasado se eligió la primera plaza con el número 1.057, el año 2018 con el número 3.731, con el número 5.033 en la convocatoria 2017, fue con el número 1.629 en 2016 y el 3.116 en 2015.
Oncología Radioterápica es la siguiente este año la primera adjudicación con el número 2.727, el año pasado la primera plaza se eligió con el número 2.988, el año 2018 el número 1.549, con el 1.088 en 2017, fue con el 1.851 en 2016 y el 767 en 2015.

En la tabla 1 del anexo están disponibles los datos de todas las especialidades.

Distribución por sexo

En cuanto a la distribución por sexo, en los listados disponibles en internet, no aparece este dato ni el nombre, por lo que se ha estimado a partir del nombre del listado definitivo de las pruebas selectivas, con el gran esfuerzo que requiere y lo complicado que resulta en algunos casos.

Pasada la adjudicación, el Ministerio publicó los listados de plazas adjudicadas en los que se corrigieron los números de orden repetidos de varios adjudicatarios en los listados web, este año en lugar de publicar los nombres de los adjudicatarios, se han publicado el número de orden y el orden de adjudicación, que además se habían realizado dos cambios en los mismos una vez comenzada la adjudicación de plazas, por lo que ha supuesto una especial dificultad y ha sido muy complejo asignar los nombre con las plazas a lo que se añade la dificultad de todos los años al asignar el sexo por el nombre de pila, ya que tampoco el Ministerio publica el sexo de los aspirantes.

El 64,7% de los aspirantes son mujeres el porcentaje levemente superior a los años 2018 y 2019, levemente inferior al año 2017 que eran el 64,9 %. En el año 2016 eran el 66,3 %. En el año 2015 eran el 65,9 %, en el año 2014 el 68,0 %, el año 2013 el 66,7 % y el año 2012 el 64,8 %.

La distribución no es homogénea en los diferentes grupos de orden. Entre las 10 primeras plazas adjudicadas, encontramos el 20% de mujeres, el año pasado era el 30%, el año 2018 el 10%, el 30% el año 2017, en 2016 el 40%, el 10% en 2015, el 20% en 2014, el 70% en 2013 y en 2012 el 40%.

Entre las 25 primeras plazas adjudicadas, encontramos el 20% de mujeres, eran 28% el año pasado , el 20% el año 2018, igual que el año 2017, era el 36% en 2016, el 16% en 2015, el 32% en 2014, el 56% en el año 2013 y en el año 2012 el 52%.

De las 50 primeras plazas adjudicadas el 30% son mujeres, el 32% en la convocatoria anterior, el 40% en el año 2018, el 20% en 2017, el 34% en 2016, el 32% en 2015, el 42 % en los años 2014 y 2013 y en el año 2012 el 52 %. En la convocatoria de 2016 el número 2 no eligió plaza.

Si nos fijamos solo en el número de orden, en los 100 primeros aspirantes el 39% son mujeres. El año pasado 38%. El año 2018 el 38%. El año 2017 el 33%. En el año 2016 el 42,9% de 98 espirantes. En el año 2015 el 35,4% de 99 aspirantes. En el año 2014 fueron el 44%. En el año 2013 estaba muy igualado 50,5% de 99 aspirantes y el año 2012 el 53%.

Dentro de los 500 primeros aspirantes el 49,4% son mujeres (sin incomparecencias). El año pasado 44,6% son mujeres (sin incomparecencias). El año 2018 47,5% son mujeres (sin comparecencias y el 500 repetido). El 51,2% son mujeres y el resto hombres (sin incomparecencias) en 2017. El año 2016 el 47,9% eran mujeres y el resto hombres (hubo tres incomparecencias). El año 2015 el 53,1 % eran mujeres y el resto hombres (hubo tres incomparecencias). En el año 2014 el 56,7 % fueron mujeres y el resto hombres (hubo seis incomparecencias) y el año 2013 el 58,4% y el 59% en 2012.

Entre el puesto 501 y el 1.000 con dos incomparecencias el 62,0% han sido mujeres. El año pasado dos aspirantes no eligieron plaza y el 54,4% han sido mujeres. El año 2018 dos aspirantes no eligieron plaza y el 56,6% han sido mujeres. El año 2017 dos aspirantes no eligieron plaza y el 54,8% eran mujeres. El año 2016 hubo dos incomparecencias y el porcentaje de mujeres fue del 57,2%. El año 2015 hubo una incomparecencia y el porcentaje de mujeres fue del 59,3%. En el año 2014 hubo también una incomparecencia y el porcentaje de mujeres es del 60,5%, inferior al 66,4 % del año 2013 y al 66,1% del año 2012. En la tabla están disponibles los datos para el resto de los grupos de orden.

Esta peculiar distribución, con predominio de los hombres en las primeras posiciones (no esperable estadísticamente), que se repite de forma similar en convocatorias anteriores, sin duda debe tener unas causas, pero escapa a este informe llegar a conocerlas, solo la ponemos de manifiesto.

Es importante tener en cuenta que la profesión, eminentemente masculina entre los profesionales mayores, ha pasado a ser mayoritariamente femenina entre los profesionales más jóvenes, hasta el punto de que aproximadamente de cada tres médicos que se jubilan dos son hombres y una mujer y de cada tres que se incorporan dos son mujeres y uno hombre.

Si nos fijamos por especialidades (tabla 1), las siguientes superan ampliamente la media del 64,7 % de mujeres, en concreto todas superan este año el 70% en porcentaje de feminización:

Pediatría: 81,9%, (83,8% el año pasado, 77,3% el año 2018, 80,4% en 2017, 83,3% en 2016, 82,1% en 2015, 87,6% en 2014, 85,9% en 2013 y 84,9% en 2012).
Obstetricia y Ginecología: 81,2% (83,5% en la anterior convocatoria, 83,1% el año 2018, 84,8% el año 2017, 84,7% en 2016, 84,9% en 2015, 87% en 2014, 87,4% en 2013 y 83,1% en 2012).
Alergología: 80,6% (83,6% en la convocatoria anterior, 72,2 el año 2018, 84,6% el año 2017, 80,9% en 2016, 91,9% en 2015, 87% en 2014, 68,2 % en 2013 y 73,7% en 2012).
Geriatría: 78,2%, (83,38% el año pasado, 73,8 el año 2018, 67,2% el año 2017, 73,2% en 2016, 67,3% en 2015, 80% en 2014, 65,5% en 2013).

También superan el 70%: Inmunología (75%), Cirugía Pediátrica (72,7%), Medicina Familiar y Comunitaria (72,5%) y Medicina Nuclear (70,2%).

Por el contrario, quedan muy lejos de la media en porcentaje de mujeres y no superan el 50%:

Neurocirugía. 28,9% (51,1% el año pasado, 41,5% el año 2018, 33,3% el año 2017, 39,5% en 2016, 41,2% en 2015, 33,3% en 2014, 46,2% en 2013, 35,0% en 2012).
Cirugía Plástica Estética y Reparadora: 31,7% (40,5% el año pasado, 40,5% el año 2018, 39,5% el año 2017, 37,1% en 2016, 43,2% el año 2015, 27,8% en 2014, 30,3% en 2013 y 36,4% en 2012).
Farmacología clínica: 33,3% (68,7% el año pasado, 50,0% en 2018, 50,0% en 2017, 73,3% en 2016, 58,3% en 2015, 75,4% en 2014, 60,0% en 2013, 52,9% en 2012).
Angiología y Cirugía Cardiovascular: 42,1% (45,8% el año pasado, 60% en 2018, 52,0% en 2017, 50% en 2016, 57,1% en 2015, 40,9% en 2014, 45,5% en 2013, 50,0% en 2012).
Cirugía Ortopédica y Traumatología: 45,3% (36,6% el año pasado, 47,6 % en 2018, 38,7% el año 2017, 45,4% en 2016, 36,8% en 2015, 44,5% en 2014, 42,7% en 2013 y 35,9% en 2012).
Cardiología: 46,1% (48,2% el año pasado, 41% en 2018, 46,5% el año 2017, 51% en 2016, 46,4% en 2015, 45,7% en 2014, 54,9% en 2013 y 45,5% en 2012).

Distribución por Comunidad Autónoma

Dentro de los 4.000 primeros aspirantes, Madrid es la Comunidad con el mayor número de plazas elegidas, seguida de Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana. Este año ha pasado Andalucía al segundo puesto que venía ocupando Cataluña en la convocatoria anterior, del año 2018, la del año 2017, la del año 2016, la del año 2014 y la del año 2013.

Estas cuatro primeras Comunidades acumulan un total de 2.576 plazas elegidas (el 64,9% de las 3.967 adjudicadas entre los 4.000 primeros). Han existido 33 aspirantes que no han elegido plaza, el 0,82%.

Igualmente, estas cuatro Comunidades acumulan un total de 4.482 plazas, que suponen el 58,86 % de las 7.615 adjudicadas en la presente convocatoria. Han existido 1.688 incomparecencias, diferencia entre el último aspirante del turno general 9.275 y las 7.615 plazas adjudicadas y teniendo en cuenta que se han adjudicado 28 plazas al turno de discapacidad con orden superior al aspirante 9.275. De estas incomparecencias 725 corresponden a aspirantes afectados por el cupo que desde el número 3.966 en que se agotó el cupo no han podido elegir plaza.

Por otro lado, Cantabria, Extremadura, La Rioja y Ceuta y Melilla, son las que dentro de los 4.000 primeros puestos tenían menos plazas adjudicadas.

La distribución por sexo varía desde el 54,4% de mujeres en Asturias hasta el 78,3 % en La Rioja, aunque por el menor número de plazas adjudicadas en estas Comunidades son poco valorables y en general hay muy pocas diferencias por CCAA. En el caso de INGESA el porcentaje es del 40% pero el número de plazas es muy pequeño, solo 10 plazas en esta convocatoria.

Las plazas adjudicadas en las Comunidades, por grupo de orden, totales este año y el anterior, diferencia plazas 2020/19, feminización y peticiones (primera/última) están recogidas en la tabla siguiente.

Distribución por provincia

Dentro de los 4.000 primeros aspirantes, Madrid es la provincia con el mayor número de plazas elegidas, seguida de Barcelona, Valencia, Sevilla, Vizcaya, Murcia y Granada.

Estas siete primeras provincias acumulan un total de 2.287 plazas elegidas (el 57,65% de las 3.967 adjudicadas). Igualmente, estas siete primeras provincias acumulan un total de 3.650 plazas, que suponen el 47,93% de las 7.615 adjudicadas en la presente convocatoria.

Por otro lado, Soria, Teruel, Ávila e INGESA (Ceuta y Melilla), están entre las provincias que tienen un menor número de plazas totales disponibles y son las que dentro de los 4.000 primeros puestos tenían menos plazas adjudicadas.

El número de plazas adjudicadas de cada una de las provincias, por grupo de orden, totales este año y el anterior, diferencia plazas 2020/19, feminización y peticiones (primera/última) están recogidas en las tablas 2-A y 2-B.

La distribución por sexo varía desde el 40% de INGESA (Ceuta y Melilla) y el 45€ de Segovia hasta el 81,8% de Ávila, aunque por el menor número de plazas adjudicadas en estas provincias, son poco valorables estos datos extremos. En las provincias con un número importante de plazas el porcentaje de feminización se acerca a la media del 64,7%.

Preferencias por centro/hospital

Los Hospitales de 12 de octubre, La Paz, Valle Hebrón, Virgen del Rocío, Gregorio Marañón, La Fe de Valencia, Ramón y Cajal, Clínico de Barcelona, y Clínico San Carlos destacan en el número de plazas elegidas por los 4.000 primeros aspirantes, son además de los que más plazas han adjudicado al final de la convocatoria junto con Reina Sofía de Córdoba y Miguel Servet de Zaragoza. El resto de los centros que aparecen en la tabla 3, completan los 50 primeros centros por el número de plazas adjudicadas entre los 4.000 primeros aspirantes.

En estos 50 centros se han adjudicado el 86,9% de las plazas elegidas por los 1.000 primeros puestos, el 82,1% de las elegidas por los 2.000 primeros puestos y el 46,6% del total de las plazas elegidas este año.

Las plazas restantes (el 53,4%) corresponden a 333 centros, entre las cuales se incluyen las 2.224 plazas de medicina de familia y sus 179 unidades docentes.

Para esta clasificación las plazas de Medicina de Familia no se han computado en los centros
hospitalarios de referencias, por lo que sus 2.224 plazas están contempladas como unidades docentes,
el resto de las unidades docentes (Pediatría, Psiquiatría, Medicina Preventiva, Obstetricia y Ginecología,
Medicina del Trabajo y Geriatría) se han computado en el centro de referencia para confeccionar la
tabla por centro.

Adjudicación de plazas de Medicina Familiar y Comunitaria

La especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria es la que oferta un mayor número de plazas, supone el 29,21% del total de plazas convocadas este año (2.224 este año, cuando eran 1.914 en la anterior convocatoria, 1.810 en el año 2018, 1.771 en el año 2017, 1.690 en 2016, 1.654 en 2015, 1.682 en 2014, 1.775 en 2013 y 1.860 en 2012), es la base de nuestro sistema sanitario por el número de profesionales que la ejercen en el SNS, 29.086 en Atención Primaria en el año 2018 más 5.933 en Urgencias de Atención Primaria y un importante número en Urgencia de Hospital y Servicios Emergencias-061, la ingente actividad que desarrolla (202.204.89 consultas ordinarias y 22.456.975 urgencias médicas en el año 2018 en Atención Primaria) y es la especialidad que garantiza la equidad y el acceso a la salud hasta en el hogar más alejado del pueblo más aislado. Sin embargo año tras año no es de las más elegidas entre los aspirantes con mejor número.

De los 4.000 primeros aspirantes han elegido esta especialidad 152 (187 en la convocatoria anterior, 202 en 2018, 172 en 2017, 219 en 2016, 213 en 2015, 234 en 2014, 181 en 2013 y 124 el año 2012), siendo las unidades de Barcelona Ciutat I.C.S., Distrito AP Granada-Metropolitano, Madrid Sureste H. Infanta Leonor, Valencia Dr. Peset, Navarra-Zona Pamplona-Estella, Bizkaia H. Galdakao-Usansolo, Madrid Centro H. Clínico San Carlos, Alicante San Joan, Araba H. U. de Araba y Distrito AP Málaga- Guadalhorce son las diez preferidas por los aspirantes de este tramo de orden.

Dentro de los 1.000 primeros aspirantes se adjudicaron 21 plazas (12 el año pasado, 11 en 2018, 11 en 2017, 16 en 2016, 12 en 2015, 9 en 2014, 13 en 2013 y 8 el año 2012), de ellos doce hicieron la petición entre los 500 primeros puestos (fueron también siete el año pasado, siete en 2018, tres en 2017, nueve en 2016, ocho en 2015, cinco en 2014, cinco en 2013 y tres el año 2012).

En esta convocatoria, igual en los últimos años, no han quedado plazas vacantes (quedaron 108 el año 2014). Ha disminuido el porcentaje de plazas adjudicadas dentro de los 4.000 primeros aspirantes con relación al año pasado. Por otro lado, se ha aumentado levemente (pasa del 28,16% al 29,21%) la proporción de plazas de MFYC adjudicadas con relación al total de plazas MIR, aunque sigue siendo totalmente insuficiente para el peso del AP en el SNS.

En la tabla 4 aparecen los 24 centros con más plazas adjudicadas entre los 4.000 primeros aspirantes, suponen el 76,3% de las plazas que se habían adjudicado y una vez concluido el proceso en estos centros están el 22,08% del total de las plazas, el resto de las plazas se adjudicaron en los 155 centros
restantes. En la tabla 4 se puede consultar las plazas que se adjudicaron según el orden y también el porcentaje de feminización en la especialidad (media del 72,5% de plazas adjudicadas a mujeres, algo más que el 71,3% del año pasado).

Posiblemente el principal motivo de la falta de atractivo de la especialidad para los nuevos médicos sea el poco conocimiento que tienen de la especialidad, precisamente por la poca presencia de Atención Primaria en las Facultades de Medicina. Paradójicamente, también puede influir, en la falta de atractivo el conocimiento que los aspirantes tienen sobre las condiciones laborales, profesionales, retributivas... que padecen los médicos de Atención Primaria y que son manifiestamente mejorables.

Desde las vocalías de Atención Primaria de la OMC, desde hace tres años, se está aplicando un programa para que los estudiantes de los últimos años de Medicina conozcan la especialidad, mediante charlas informativas en las diferentes facultades de Medicina y en los últimos años mediante el informe AP25 se
hacen propuestas de mejora de la AP.

Desde el Foro de médicos de Atención Primaria (integrado por: CESM, OMC, semFYC, SEMG, SEMERGEN, AEPap, SEPEAP y CEEM) se propone un verdadero impulso a este nivel asistencial como la mejor forma de hacer sostenible, más eficiente y resolutivo nuestro Sistema Sanitario, para ello es necesario incrementar paulatinamente la parte del presupuesto sanitario dedicado al primer nivel asistencial hasta llegar al 20-25% del total lo antes posible.

“En tiempos de pandemia, más inversión en Atención Primaria, más inversión Salud Pública”.

En manos de la Administración está introducir medicina de familia en las facultades y mejorar las condiciones del ejercicio de la profesión en el primer nivel asistencial, para convertirlo realmente en el eje del sistema, como la forma más eficiente de conservar el pilar básico del Estado del bienestar.

Vicente Matas Aguilera

Vocal de Atención Primaria Urbana de la OMC.

Accede aquí al informe completo para ver todas las tablas.

Facebooktwitterlinkedinmail
instagram