CESM muestra su perplejidad ante los cambios en el sistema de elección de plazas MIR

Terminará convirtiendo el proceso en una auténtica lotería

Manifestación MIR 2020 por una elección presencial.

Apenas un día después de haber pedido al director general de Ordenación Profesional información para confirmar cuándo comenzaría el proceso de elección de plazas MIR y cuántos opositores serían citados por día, habiendo acordado que en esta convocatoria se haría en un turno único, el Ministerio de Sanidad ha sorprendido con un comunicado en el que detalla cómo será el proceso que comienza en los próximos días, un procedimiento que no sólo no resuelve ninguno de los problemas que la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) había denunciado previamente, sino que contribuye a empeorar el sistema establecido.

En respuesta a la solicitud de información, el propio Vicenç Martínez explicaba a CESM que la elección de plazas de Formación Sanitaria Especializada se haría para los MIR del 26 de mayo al 16 de junio, “escalonado pero con el mismo número de días”, y que la adjudicación, al ser de manera telemática y por tanto inmediata, sería “a partir del 17 de junio”, de manera que la incorporación está prevista, como se había avanzado por las unidades docentes de algunos centros, para el 29 y 30 de junio.

Horas más tarde, Sanidad señalaba cómo se iba a articular el proceso de elección de plazas para las distintas titulaciones según las fechas, una información que ha supuesto indignación entre los afectados y ante la que este sindicato no puede sino mostrar su desacuerdo, puesto que lo único que parecía haberse solucionado, que era el agravio entre quienes tenían que elegir en turno de tarde respecto al turno de mañana, ahora terminará convirtiendo la adjudicación en una auténtica lotería.

A juicio de CESM este sistema supone que la lista a completar es ilimitada por el total de plazas disponibles según el número de orden, y se elimina la opción de rectificar lo elegido, ni el día anterior ni en ningún otro momento en base a las opciones aún vacantes. Esta lista no aporta las suficientes garantías ni resulta equitativa, además de que puede suponer que queden plazas libres. Además, rellenar todas las preferencias hasta completar la lista durante dos semanas de plazo sin tener datos reales de lo que han ido escogiendo los que ostentan un número de orden anterior queda lejos de ser una opción aceptable para las necesidades de unos futuros residentes que llevan meses con una incertidumbre insostenible por la falta de información y los cambios que se están llevando a cabo desde Sanidad.

Por último, CESM denuncia que pese al esfuerzo que asegura el ministerio que ha llevado a cabo desde la Unidad MIR y la de Informática, este sistema de elección no permite garantizar una absoluta transparencia en los resultados, de manera que las garantías del proceso se ven claramente mermadas en contra de lo que la Confederación lleva meses exigiendo.

Facebooktwitterlinkedinmail
youtubeinstagram