El Sindicato Médico de Navarra sigue con sus concentraciones bajo el lema «Salvemos la Atención Primaria»

La pasada semana tuvo lugar en Elizondo

Los médicos no pueden esperar más, según defiende el sindicato.

El Sindicato Médico de Navarra convoca una nueva concentración en un centro de salud con carencia de médicos. Es una más de las que iremos realizando en fechas próximas ante la situación de precariedad de la Atención Primaria de la zona y de toda Navarra. El gran apoyo recibido en la concentración de Elizondo de la semana pasada nos estimula a continuar en esta línea de protesta, buscando una mejora de las condiciones laborales y retributivas del personal sanitario en general y de los médicos en particular.

Es desalentador que llevemos dos legislaturas seguidas con presupuestos sanitarios elevados sin que ni el gobierno, ni la consejera de Salud actuales, y mucho menos el anterior, hayan tomado medidas efectivas para conseguir evitar la pérdida de médicos.

La convocatoria actual viene motivada por la persistente falta de personal médico para la cobertura de las plazas de Médico de EAP en la zona (actualmente la de Villafranca y la de Valtierra-Arguedas) y tras la falta de cobertura médica, este verano, de uno de los dos PAC que atienden las urgencias de la zona básica. La presencia de facultativos en ambos servicios de urgencias debe ser prioritaria para evitar retrasos en la atención de la urgencia vital.

Resulta chocante que el Gobierno de Navarra prevea una subida del 5% de PIB navarro para el año próximo y un aumento del 9% de la recaudación de la Hacienda Foral mientras los médicos navarros mantienen unas condiciones retributivas poco competitivas que impiden que compañeros de oras comunidades deseen venir a trabajar a Navarra.

El incumplimiento por parte del Departamento de Salud del Acuerdo firmado con el Sindicato Médico de Navarra en diciembre de 2019, en el que se contemplaba una mejora salarial para los facultativos a partir de junio de 2020, supone una grave pérdida de confianza en las promesas que la Sra. consejera pueda realizar en el futuro.

La falta de cobertura de muchas plazas, no por falta real de facultativos, sino por ausencia de atractivo de la Comunidad Foral para los médicos, obliga al resto de compañeros a asumir una sobrecarga laboral que a su vez impide ofrecer a los pacientes una asistencia sanitaria de calidad. Y el futuro aparece muy oscuro pues a los actuales problemas se sumarán las jubilaciones de una plantilla que no tiene recambio generacional.

Los intentos de la Administración de cubrir la menguada asistencia médica con profesionales de otros estamentos son inaceptables. El trabajo médico solo puede suplirse con médicos, al igual que el trabajo del resto de compañeros del centro de salud, solo puede asumirse por cada estamento concreto.

El agotamiento y cansancio de los profesionales está llegando a unos límites insostenibles.

No se entiende, por tanto, la inacción del Departamento de Salud, al margen de palabrería y justificaciones constantes, sin resultados reales y concretos.

NO PODEMOS ESPERAR MÁS. NI LOS PACIENTES, NI LOS MÉDICOS, NI EL RESTO DE PROFESIONALES DE LOS CENTROS DE SALUD.

Facebooktwitterlinkedinmail
youtubeinstagram