El Sindicato Médico de Ceuta denuncia la «violencia sanitaria» en las redes y pide que se le ponga fin

Son testigos de cómo las redes sociales se están utilizando para difamar a médicos

Manifestación contra la violencia sanitaria en Ceuta.

El Sindicato Médico de Ceuta ha emitido un comunicado para expresar su apoyo «a las víctimas de violencia sanitaria por redes sociales, entendiendo que las agresiones deben cesar de forma inmediata». Esta manifestación se produce después de que Javier Guerrero, médico de profesión y exconsejero de Sanidad del Gobierno ceutí, haya visto cómo se difundía a través de las redes sociales una información que atenta contra su persona, su imagen y su honor con acusaciones graves acompañadas de una imagen.

«En esta ocasión ha sido Javier Guerrero, pero mañana podría ser cualquier otro de los cientos de profesionales sanitarios que realizan su labor cada día en esta ciudad», expresan desde el Sindicato Médico. Por eso, pide a las autoridades que, «por favor», apoyen a los profesionales sanitarios y se movilicen contra la avalancha de ataques a los trabajadores de la salud que se dan en redes sociales. Y, a la ciudadanía también pide que ante las calumnias expuestas en redes sociales, «analicen la fuente del mensaje y frenen la cadena de transmisión».

«Nos sentimos frustrados e indefensos, con miedo ante la falta de medidas para defender nuestra integridad física y psicológica. Los sanitarios procuramos proporcionar las mejores condiciones de salud a nuestros pacientes y, en ocasiones, vemos cómo la sociedad nos lo devuelve con mensajes de odio a través de diferentes canales», expresan.

Para el Sindicato Médico, Ceuta «ha sido testigo de cómo las redes sociales se están utilizando para difamar a médicos y a otros profesionales sanitarios de nuestra ciudad. Las publicaciones contra los facultativos están aumentando, incitando al odio hacia diversas figuras públicas, exponiendo datos personales de los profesionales y utilizando la distorsión de la realidad para ganar el apoyo de otros ciudadanos, los cuales utilizan este medio para lanzar amenazas e insultos».

Añaden que las agresiones verbales «son un caso claro de violencia sanitaria y tienen consecuencias muy graves para los doctores que las reciben, ya sea en su consulta o a través de internet, los agresores no deben quedar impunes». Por ello, el Sindicato Médico reclama que ante este tipo de casos se actúe contundentemente para defender la dignidad profesional y personal de las víctimas.

«Luchando juntos acabaremos con las agresiones a los profesionales sanitarios», finalizan.

Del mismo modo, el Colegio de Médicos se ha posicionado también contra el linchamiento en redes sociales, cada vez más habitual, calificándolo como una forma cada vez más habitual de violencia sanitaria. El órgano colegial ha manifestado su profunda repulsa ante estos hechos y ha recordado que este tipo de comportamientos entran dentro de la denominada violencia sanitaria, por lo que deben ser denunciados ante la ley para evitar el ambiente de impunidad que suele rodearlos. Para ello, ha propuesto un cambio legislativo para poder perseguir las agresiones por internet.

Facebooktwitterlinkedinmail
youtubeinstagram