Urólogos de Zaragoza harán guardias en Teruel cobrando el triple que los médicos locales

Urólogos de tres hospitales de Zaragoza –el Miguel Servet, el Royo Villanova y el Clínico Universitario– harán guardias los fines de semana en el Obispo Polanco de Teruel –a partir del próximo día 10– cobrando por esta labor el triple de lo que perciben los especialistas locales. En concreto, el Departamento de Salud del Gobierno aragonés ha acordado pagar a los médicos zaragozanos que se trasladen a la capital turolense los viernes, sábados y domingos, un total de 1.800 euros brutos más otros 70 euros por desplazamiento.

El dato trascendió ayer en el transcurso de una reunión de la comisión de quirófano del Obispo Polanco y ha sentado muy mal entre el colectivo de profesionales sanitarios de Teruel, puesto que los urólogos locales cobran solamente 10 euros por hora de guardia, lo que supone 240 euros por 24 horas, frente a los 600 por día que recibirán quienes vengan de Zaragoza. (…)

CESM: “Faltan medidas estructurales, sobran parches”

Para CESM, 600 euros por día de guardia “es el precio que se merecen estos urólogos por su dedicación, profesionalidad y responsabilidad”, pero “también los que trabajan habitualmente en el Obispo Polanco lo merecen”. Desde la formación sindical calificaron la medida del Gobierno aragonés como “otra chapuza de la Consejería de Salud”.

“El consejero de Sanidad no puede decir que es imposible legalmente incentivar a los médicos que ocupen las plazas de Teruel y luego pagar el triple a los que vengan los fines de semana”, manifestaron desde la CESM a REDACCIÓN MÉDICA. “Nos están invitando a marcharnos de Teruel y a venir solo para hacer guardias”, agregaron. “A este paso -continuaron–, solo nos resta pedir que el último apague la luz, porque esto es pan para hoy y hambre para mañana”. (…) Sin embargo, la CESM cuestionó la labor de la DGA en los últimos años para resolver la falta de especialistas en Teruel. “Han faltado medidas estructurales y han sobrado parches”, denunció un portavoz sindical. La misma fuente criticó que “de seguir así, el hospital de Teruel se convertirá en un ambulatorio de Zaragoza”. “Y eso –continuó– no se debe permitir, porque estamos hablando de un hospital general, del hospital de una capital de provincia”. El último concurso de traslados de especialistas ha dejado 16 puestos sin cubrir en el Obispo Polanco.

Fuentes: HERALDO DE ARAGÓN, 08-03-2017 (pág. 20 de la edición impresa)

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail