26 abril, 2018

El personal facultativo de servicios como Traumatología, Reumatología, Urología o Anestesiología en el centro turolense está en mínimos

Con el traslado a Zaragoza, previsto para el próximo 1 de abril, de uno de los traumatólogos del Hospital Obispo Polanco de Teruel, quedarán cuatro plazas vacías en la plantilla de este servicio (prácticamente la mitad de los especialistas de este área con que cuenta el centro sanitario de la capital turolense); y la especialidad de Traumatología se sumará a otros servicios de este hospital -como Reumatología, Urología o Anestesiología-, que han caído a mínimos históricos tras el concurso de traslados del pasado mes de febrero y la jubilación de algunos facultativos.

Tal  como recoge el HERALDO DE ARAGÓN, el Gobierno aragonés confía en que la solución está en la contratación de sustitutos procedentes de otras áreas; una medida que, sin embargo, ha creado malestar entre los profesionales de Teruel que perciben menos dinero por realizar el mismo trabajo. “Es estupendo que venga tente a echarnos una mano, pero esto sigue siendo un parche. Las plazas vacantes tienen que cubrirse y, por supuesto, cobrar lo mismo los médicos que están en Teruel y los que vienen de Zaragoza”, denunció el sindicato médico CESM.

 

Fuentes: El HERALDO DE ARAGÓN, 15-03-2017 (pág. 20 de la edición impresa)

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies