Polémica en torno a la donación de Amancio Ortega

La donación de 320 millones de euros que anunció en marzo la Fundación Amancio Ortega para la renovación de los equipos de diagnóstico y tratamiento del cáncer en los hospitales públicos españoles, ha generado un amplio debate entre quienes celebran la iniciativa y quienes rechazan este tipo de donaciones, con amplia repercusión en las redes sociales y los medios de comunicación.

Entre las asociaciones de usuarios que rechazan la iniciativa, cabe destacar la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), cuyo portavoz, Marciano Sánchez, explica a EL MUNDO que la financiación de la sanidad pública tiene que ser responsabilidad de las administraciones. “En nuestro país hay que hacer una política fiscal más ajustada. Ahora mismo las empresas tienen una presión fiscal menor que los ciudadanos”, sostiene. Además, señala que las donaciones tienen el problema de que las hacen los donantes en lo que les parece oportuno en vez de en aquello que necesita el sistema y cuestiona “si estas empresas lo utilizan para lavar su imagen”. Y es en base a estos argumentos, que diversas delegaciones territoriales de la FADSP (como Aragón, Canarias, País Vasco o Galicia) consideran que las comunidades deberían rechazar este dinero.

Sin embargo, otras asociaciones de afectados y sanitarios celebran la donación bajo el planteamiento: “A los pacientes ¿qué les importa quién pague?”. Es el principal argumento que esgrimen para EL PAÍS instituciones como la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), el Grupo Español de Pacientes de Cáncer (Gepac) o la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). Para Alfredo Carrato, jefe de Oncología del hospital Ramón y Cajal de Madrid y expresidente de la SEOM “la sostenibilidad de la sanidad pasa por la financiación y el mecenazgo”.

La Fundación Amancio Ortega no ha querido manifestarse respecto a las opiniones vertidas por estas asociaciones de usuarios y pacientes, aunque sí ha señalado a EL PAÍS haber firmado con 14 comunidades y el Ingesa.

 

Fuentes: EL MUNDO, 07-06-2017 (pág. 37 de la edición impresa); EL PAÍS, 08-06-2017 (pág. 20 de la edición impresa); PÚBLICO, 29-03-2017, PERIODISTA DIGITAL, 09-06-2017, EL CONFIDENCIAL

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail