Más de 2.000 personas se manifiestan en Mahón en contra de la imposición del catalán en la Sanidad

 

La sociedad menorquina ha respondido este domingo con contundencia a la diálogo del Gobierno balear sobre la exigencia del catalán para trabajar en la sanidad pública. La convocatoria de la plataforma civil Mos Movem en Menorca superó todas las expectativas al reunir a más de 2.000 personas. La nutrida manifestación recorrió las calles de la capital menorquina hasta llegar a la plaza Constitución, donde la presidenta de la plataforma, la diseñadora y empresaria Úrsula Mascaró, tomó la palabra y afirmó que este domingo “salió a la calle el sentido común”. Después, se leyó un manifiesto contra este decreto “anticonstitucional, discriminatorio y excluyente, que atenta contra la libertad de movimiento y residencia de los trabajadores”. La lectura se hizo en catalán, castellano e inglés, y estuvo a cargo de nueve personas, entre ellas profesionales de la sanidad, usuarios del IB-Salut y voluntarios de la plataforma.

FUENTES: elmundo.es

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail