El sindicato pide una auditoría de las instalaciones de Can Misses tras las deficiencias detectadas

 

Las nuevas deficiencias detectadas en el hospital Can Misses (Ibiza), que han provocado el cierre de la sala de recuperación del bloque quirúrgico tras unas goteras, «demuestran la mala calidad constructiva del nuevo edificio y la falta de seguimiento que se llevó a cabo durante la construcción», critica el delegado del Sindicato Médico de Balears (Simebal-CESM) en Ibiza, Carlos Rodríguez. La organzización insiste en reclamar que se encargue una auditoría «que detalle con total seguridad cuáles son las condiciones en que se encuentra actualmente el hospital».

FUENTES: diariodeibiza.es

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail