Los médicos de Jerez muestran su indignación por el último intento de agresión

Alrededor de ochenta personas entre profesionales y usuarios se concentraron ayer al mediodía en el centro de salud de San Benito, convocadas por el sindicato médico, en repulsa por el intento de agresión que sufrieron el pasado viernes una doctora y un médico residente, que fueron amenazados e intimidados en la consulta por un paciente que llevaba un arma blanca.

Se da la circunstancia de que ese día tampoco funcionó el botón antipánico que hay instalado en las consultas para que los profesionales puedan alertar y solicitar ayuda a sus compañeros en el caso de una posible agresión.

«Ese día no funcionaron las medidas de seguridad, pero afortunadamente ya lo están haciendo. Al día siguiente estuvieron aquí técnicos informáticos y de la empresa de seguridad y eso se ha resuelto», explicó el director del centro, Juan Antonio Jurado.

FUENTES: diariodejerez.es   cope.es

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail