PSOE, IU y Ciudadanos mantienen la brecha salarial para médicas embarazadas

De hecho, existe una partida presupuestaria de 600.000 euros aprobada para este fin.

Mujer embarazada
Las médicas seguirán como hasta ahora.

Las médicas del Sespa embarazadas o en las situaciones que rodean la maternidad está un poco más lejos de ver igualados sus derechos a los de sus compañeros masculinos. Pese a haberlo acariciado con la punta de los dedos, el pasado 19 de febrero vieron cómo el Parlamento asturiano rechazaba una proposición de ley presentada por el PP para solucionar el problema, con los votos en contra de PSOE, Izquierda Unida y la abstención de Ciudadanos.

Según ha explicado el secretario general del Sindicato Médico Profesional de Asturias (SIMPA), Antonio Matador, la situación les dejó perplejos, puesto que la situación lleva sobre la mesa pendiente de solucionarse desde el pasado mes de septiembre. «Existe una discriminación de la mujer madre médica, por la baja de maternidad, porque pierde retribuciones y puntuación, y es más grave en el caso de las eventuales, a quienes en ocasiones se les cesa y luego se les vuelve a contratar. Nos reunimos con el Instituto de la Mujer asturiano y se posicionó dándonos la razón. Hablamos con los partidos políticos y todos nos dieron la razón. En la reunión de septiembre, a la que asistieron todos, acordaron que si en 6 meses no se solucionaba el problema, se presentaría una proposición de ley y todos darían su apoyo«, expone.

Sin embargo, el miércoles en plena votación, PSOE e IU decidieron votar en contra, mientras que la formación naranja optó por abstenerse, provocando que la proposición quedara rechazada por la Cámara asturiana. Los primeros no han querido manifestarse al respecto, mientras que los segundos han dejado entrever que «los beneficios afectarían a un grupo pequeño de personas». Ciudadanos, por su parte, se ha excusado en que está mal presentada la propuesta y que debería haberse negociado en las mesas con los sindicatos mayoritarios (en el caso de Asturias, sería el Simpa precisamente).

Podía corregirse posteriormente

Para Matador, una posible explicación puede ser que en la proposición de ley, el PP añadió además de la reducción de la brecha salarial, un aumento del permiso por maternidad y paternidad de 16 a 20 semanas, una medida que económicamente tiene un impacto importante, puesto que afecta a un elevado número de funcionarios. En cualquier caso, es algo que «se podría corregir después. Lo admites a trámite y después lo enmiendas, pero se negaron a esto desde el principio y han dejado a las médicas tal y como estaban; sin cobrar la mitad de las guardias, perdiendo retribuciones, y en el caso de las eventuales, que cuentan con una aportación mínima del Estado por maternidad, pierden derechos si no las contratan, además de puntuación, que hace que sus compañeros puedan seguir sumando y ellas no», argumenta Matador.

El secretario general del SIMPA recuerda que llevan cerca de dos años con este problema, pese a que los responsables institucionales se comprometen a solucionarlo. De hecho, existe una partida presupuestaria de 600.000 euros aprobada para este fin, pero a estas alturas temen que se termine destinando a otros objetivos. De momento, asegura que seguirán presionando a los servicios de salud, al consejero del Principado y al gobierno regional. Además, están planteando una concentración en positivo el próximo 8 de marzo, Día de la Mujer, con médicas embarazadas delante del parlamento asturiano.

Acede a la carta que el abogado del SIMPA ha enviado a medios asturianos

Facebooktwitterlinkedinmail