Posicionamiento común de la FEMS sobre el brote de coronavirus

Un médico u otro profesional sanitario exhausto, infectado o sin los equipos de protección, no son eficientes, y hace falta un número suficiente o de UCI

Posicionamiento FEMS
Posicionamiento FEMS

Los consejos de las asociaciones médicas europeas FEMS (de la que forma parte la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos) y AEMH celebraron una reunión telemática conjunta el pasado 20 de marzo, tras la cual, han emitido un comunicado conjunto. Habiendo recibido los informes de la situación actual sobre las pandemias del SARS-CoV-2 (COVID-19) en varios países de la UE y respecto a la situación de los médicos y otros trabajadores de la salud, las Juntas están profundamente preocupadas y quieren que se tenga en cuenta los siguientes aspectos:

– La pandemia aún no ha alcanzado el pico

– Europa es, en este momento, el foco principal de la pandemia

– La Unión Europea y la mayoría de los gobiernos europeos carecen de una estrategia efectiva y una acción coordinada

– Los ancianos, los pacientes con enfermedades crónicas preexistentes y los trabajadores sanitarios corren un riesgo particular

– Existe una escasez preexistente paneuropea de trabajadores sanitarios

– Existe una escasez paneuropea de equipos de protección personal (EPP)

– A lo largo de los años, el número de UCI se ha reducido significativamente, causando estrés ético y médico que ahora se vuelve crítico.

Por lo tanto, AEMH y FEMS quieren hacer la siguiente llamada de atención a todos los interesados ​​y lo más importante a todos lo que tienen que tomar decisiones y estrategias europeas:

  1. Un médico u otro trabajador sanitario exhausto no pueden ayudar de manera efectiva
  • Si bien entendemos la necesidad de una exención temporal del tiempo de trabajo establecido en la regulación, las reglas fisiológicas básicas no pueden ser alteradas incluso durante las pandemias. Es necesario que se garantice un descanso adecuado a todos los trabajadores de la salud que necesitan estar de servicio. El tiempo y las condiciones de trabajo en todos sus aspectos (horarios, carga de trabajo, períodos de descanso, compensaciones) necesitan ser regulados de mutuo acuerdo.
  1. Un médico u otro trabajador sanitario infectado no puede ayudar de manera efectiva
  • Los trabajadores sanitarios infectados con Covid-19 son pacientes y deben ser tratados con el debido cuidado y respeto, por lo que las pruebas deben estar disponibles para todos los profesionales de la salud y sus familias y tan a menudo como sea necesario. Si son positivos, no pueden ser incluidos en los equipos mientras están enfermos, incluso si el curso de su enfermedad es leve e incluso no en los departamentos especializados de SARS-CoV-2 (COVID-19).
  1. Un médico u otro trabajador de la salud sin el equipo de protección personal no puede ayudar efectivamente.
  • Es obligatorio que haya suficientes cantidades de EPP disponibles, especialmente en los departamentos donde se reciben pacientes infectados. Además de ser muy poco ético, es un desperdicio de un recurso valioso exponer a cualquier trabajador de la salud al riesgo de infección porque dicho trabajador no puede ayudar a otros pacientes en el momento crítico de la pandemia.

       4. El número de UCI debe ser suficiente

  • Deben estar disponibles las suficientes UCI con un número también suficiente de camas y equipamiento y con personal con las suficientes capacidades y dotación.

Acceso al documento completo de la FEMS

Facebooktwitterlinkedinmail
instagram