“Tarde y mal, ¡qué desastre!”

Cándido Andión

Delegado autonómico de CESM Galicia

Reclama que se debía haber escuchado a los profesionales

Cándido Andión

Ayer la cifra de médicos en activo muertos por infección debida al coronavirus ya alcanzaba la cifra de 34. Mas de 30.000 infectados entre el personal sanitario, más de 20.000 fallecidos y 200.000 infectados entre la población. Todo por falta de la más elemental previsión e ineptitud de quienes nos gobiernan.

Cierto que esta pandemia ha sido algo nuevo y desconcertante; sin precedentes, pero tenían ya un referente de lo que se nos venía encima, primero China y luego Italia. No se reaccionó a tiempo, a pesar de las múltiples voces de los profesionales que pedían que nos preparásemos para lo que se nos venia encima. Se ignoraron esas recomendaciones y se permitieron actos populares masivos que fueron el disparo de salida y un agravante para la infección masiva. Madrid fue el foco de mayor expansión.

A partir de ahí ya casi todo fueron chapuzas, sobre todo en los momentos iniciales que, en un intento de enmendar la falta de previsión, prohibiendo la iniciativa a varias CCAA y perdiendo tiempo, llevó a la compra precipitada de un material para la protección del personal sanitario (mascarillas no homologadas) que, conjuntamente con la falta de otros EPI, han sido un factor que dejó al personal a los pies de los caballos.

Durante años el SNS español ha figurado como de los mejores del mundo, a pesar de tener uno de los presupuestos más bajos de la Unión Europea. Eso gracias a la preparación y dedicación de sus profesionales que, a base de esfuerzo y sacrificio han ido manteniendo una Sanidad a la que, desde el 2008 cada día se le fueron haciendo más recortes.

Ahora, en plena crisis y por la deficiente gestión de un gobierno que en lugar de escuchar a los que realmente saben de Sanidad, sus profesionales, ha concentrado sus esfuerzos en conferencias de prensa y comunicados.

Durante años teníamos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, según -entre otras firmas de evaluación- una tan solvente como Bloomberg. Ahora y gracias a los errores y falta de previsión de los políticos, se nos califica en último lugar por el Institute of Certified Management Accountants de Australia ha calificado la gestión de la crisis sanitaria del Gobierno de España como la peor del mundo. En concreto, el estudio ha elaborado un ‘ranking’ por Estados en función de la respuesta global a enfermedades infecciosas (índice GRID) que ha dado cada país en el que España se sitúa en último lugar.

CESM (Confederación Estatal de Sindicatos Médicos), como máximo representante sindical de los médicos españoles y miembro de la Federación Europea de Médicos Asalariados, considera que ha llegado el momento de rescatar y reforzar el Sistema Nacional de Salud, por lo que exigimos que conjuntamente con el Foro de la Profesión, del cual somos miembros activos, se nos cite para iniciar ya los primeros pasos en ese sentido.

Facebooktwitterlinkedinmail
instagram