CESM rechaza las declaraciones del asesor Sanitario de Madrid y exige rectificación

Declarar que “la Atención Primaria en España dejó a los enfermos mayores abandonados” ha sido el mayor desatino que se puede tener públicamente

Desde la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) queremos manifestar nuestra indignación y rechazo total a las recientes declaraciones realizadas por Don Antonio Burgueño, asesor sanitario de la Comunidad de Madrid, al diario El País. Se trata de otras desacertadas declaraciones que intentan, una vez más, culpar a los profesionales de todos los desatinos cometidos por los verdaderos irresponsables de la Gestión del COVID; los directivos y asesores entre los que él se encuentra, utilizando de nuevo una formula últimamente muy habitual entre ellos para eludir su responsabilidad: desacreditar a los médicos del Sistema de Salud y en este caso de Atención Primaria.

Si hay algo que ha quedado patente entre todos los compañeros y la población tanto de la Comunidad de Madrid como del resto de España, es que los médicos de Familia  han trabajado al 200% de su capacidad con una sobrecarga y un estrés emocional y físico difícilmente asumible, con riesgo continuo de infección, sin medios ni materiales adecuados, sin descanso, asumiendo consultas infinitas para cubrir a otros compañeros de Atención Primaria desplazados a hospitales de campaña, o a servicios de urgencias. Con una sensación de impotencia al ver cómo se cerraban centros de salud y consultorios para asistir en otros entornos a pesar de trabajar a un ritmo frenético porque faltaba personal.

Ante esta situación, ¿de dónde pretendía sacar tres mil y pico médicos de Atención Primaria? ¿Desmantelándola completamente?

Declarar que “la Atención Primaria en España dejó a los enfermos mayores abandonados” ha sido el mayor desatino que se puede tener públicamente y a esto añadimos también otra desafortunada frase de su declaración: «Hacía falta un general. Dar órdenes y dar incentivos para que esos profesionales fueran». Los médicos de Atención Primaria, al igual que el resto de especialistas nos movemos por vocación y no por intereses e incentivos, y gracias a esto se ha superado esta crisis sanitaria en su fase más aguda, por la labor encomiable y vocacional de estos profesionales.

Sus declaraciones han dejado patente el desconocimiento total de la profesión y sobre todo de la situación real que se ha vivido en todos los sistemas de salud debido al COVID y exigimos, por tanto, que se retracte de las mismas y rectifique públicamente el daño ocasionado por estas. De modo contrario, tomaremos las medidas legales oportunas.

Facebooktwitterlinkedinmail
instagram