CESM-CV se dirige a Ximo Puig por la huelga MIR: «Le rogamos que tome la dirección de este problema»

Le piden que haga un hueco en su apretada agenda para atenderles

Le piden al presidente valenciano que les escuche.

El Comité de Huelga MIR en la Comunidad Valenciana, encabezado por CESM-CV, se ha dirigido por carta al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para informarle personalmente de la situación y pedirle que coja las riendas para poner solución al problema de los residentes.

Recordándole que ha dado muestras de su especial sensibilidad hacia todo el personal sanitario, le piden que pese a la gran cantidad de problemas que le ocupan en este momento, «haga un pequeño hueco en su apretada agenda, pues a buen seguro, nadie le habrá informado que el colectivo MIR, realiza jornadas de trabajo que llegan a las 250 horas mensuales, con jornadas maratonianas de 32 horas seguidas, con un sueldo de 1.000 euros, sin la debida y obligatoria supervisión, con la permanente presión sobre la calificación de nuestra residencia, con la incertidumbre permanente de la presión asistencial que se nos impone, o el hacinamiento que sufrimos en las salas del descanso, etc…, utilizándonos como parche permanente de las carencias de personal, el mal endémico de nuestra sanidad pública».

En la misiva explican que aunque los problemas se deben solucionar en coordinación con el Gobierno del estado, «la gran mayoría de nuestras reivindicaciones, que obran en la convocatoria de huelga y en la misiva previa que le remitimos a la consellera, le corresponden a su gobierno, a la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, la cual no solo se niega a recibirnos sino que pone trabas a nuestro derecho constitucional a la huelga».

Desde el sindicato admiten no creer que la huelga sea la solución, ni que «los compañeros, médicos de plantilla, tengan que pagar las consecuencias doblemente, pues la sobrecarga de trabajo que la pandemia nos ha obligado a todos a redoblar los esfuerzos, y ahora nuestro legítimo y legal conflicto, provoque una situación insostenible que en definitiva serán los ciudadanos, como últimos receptores del derecho fundamental a la salud, se vean perjudicados, creemos en la negociación, y así se lo solicitamos».

Accede aquí a la carta completa.

Facebooktwitterlinkedinmail
instagram