CESM urge a Ministerio y CCAA a un cambio de actitud que mejore las condiciones de los médicos

Recuerdan y enumeran al Ministerio los temas que está en su mano resolver

Salvador Illa, ministro de Sanidad

La mala gestión que se está haciendo de la pandemia por parte de todas las administraciones -tanto autonómicas como la estatal-, así como el sobresfuerzo continuado al que se está obligando a los profesionales médicos sin ningún tipo de mejoras de sus condiciones laborales quedando todo en un reconocimiento filosófico y no tangible, y sin contar con ellos para planificar futuras actuaciones, está  generando un ambiente de crispación que de no mediar un diálogo y aplicación de soluciones puede derivar en un conflicto que no se desea pero que puede ser ineludible. Por ello, desde la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) consideramos que es urgente y no demorable exigir al Ministerio de Sanidad y a las Comunidades Autónomas un cambio de actitud y un inicio de diálogo, así como un cambio en esas condiciones laborales que están aumentando la penosidad de la situación actual para los médicos.

Desde CESM consideramos que el Ministerio de Sanidad debe asumir su responsabilidad en la regulación de los MIR e iniciar diálogo para evitar los conflictos que han ido surgiendo y que tenemos la seguridad de que seguirán presentándose si no se mejoran sus condiciones y se unifica al alza para todas las Comunidades Autónomas y no depender de mejoras parciales y asimétricas realizadas por cada una de ellas.

Los Médicos Internos Residentes que suponen el futuro de la profesión necesitan que haya unas condiciones básicas en todo el conjunto del país que aseguren:

– La calidad de la formación que reciben

– Los descansos obligatorios

– Las condiciones adecuadas para el descanso en la atención continuada

– La recuperación del 100% de la paga extra

– La retribución de la hora de guardia a un precio al 150% de la hora ordinaria

– Un aumento en el complemento de formación

– Planificación de la necesidad de plazas MIR que aseguren no solo el recambio generacional sino además las plantillas adecuadas a la sobrecarga de trabajo que padecemos de forma endémica.

Por otro lado, el resto de los profesionales médicos solicitamos al Ministerio que aborde los temas que desde esta organización llevamos años pidiendo y que está en sus manos resolver, ya que fue con una orden ministerial como se aplicaron los recortes. Los médicos que trabajan en hospitales, en Primaria, en el 061. etc. exigen además:

  1. Recuperación de las pagas extra y trienios al 100%.
  2. Aplicación de jornada de 35 horas semanales a nivel estatal ya que desde el mismo se hizo el cambio a 37,5 horas y no vincularlo a cumplimientos de CCAA.
  3. Subida al nivel 26 para todos los médicos.
  4. Reconocimiento del contagio por SARS-COV2 en los médicos como enfermedad profesional (incluyendo a los MIR).
  5. Reconocimiento de la profesión médica como profesión de riesgo
  6. Compensación económica por la sobrecarga laboral que está suponiendo la pandemia actual (Inclusive los MIR).

Exigimos además que se empiecen a sentar las bases para poder tener una jubilación flexible.

Por último solicitamos que el Ministerio habilite el procedimiento o los procedimientos para, junto con las Comunidades Autónomas de forma vinculante, trabajar en la homogenización de los servicios de salud mejorando sus condiciones al alza de forma simétrica, y de esta forma solucionar temas tan básicos como:

  • Carrera profesional activa y homologable en todo el territorio nacional para fijos y temporales
  • Retribución de la hora de guardia al 150% de la hora ordinaria

Por todo ello, desde CESM solicitaremos al Ministerio de Sanidad una reunión urgente para establecer un diálogo que resuelva, en un plazo corto de tiempo, toda la problemática expuesta anteriormente que hasta ahora ha ignorado. Se deberá establecer un calendario de reuniones, de forma urgente y no demorable para poder abordar todas estas cuestiones y otras tantas que pudieran acaecer como consecuencia de la pandemia actual que vivimos.

En caso de ser desoídas nuestras justas reivindicaciones, y ante el clima creciente de conflictividad, no descartamos ninguna medida que legalmente podamos llevar a cabo, incluida una huelga nacional de médicos, cumpliendo siempre y estrictamente con todas las medidas de seguridad.

Facebooktwitterlinkedinmail
instagram