Distribución de plazas MIR por especialidad en el periodo 2010-2020

Se necesita una planificación responsable a medio y largo plazo

En estos días se habla mucho de MIR, de la falta de médicos de algunas especialidades y sin embargo nos encontramos con la paradoja de que existen miles de médicos egresados de las facultades de Medicina en los últimos años, que no han podido acceder a una plaza MIR para poder especializarse y por lo tanto, no tienen opción a ocupar una plaza de especialista en el Sistema Nacional de Salud.

Desde hace tiempo, venimos advirtiendo de la acumulación estos años de un importante número de jubilaciones de médicos en España, pero por desgracia no se ha hecho caso y no se ha planificado, más bien al contrario, ha existido una total descoordinación entre las posibles necesidades a cuatro o cinco años vista y la convocatoria de plazas MIR, por desgracia también ha existido una total descoordinación entre el número de egresados de las facultades de Medicina y las convocatorias de plazas MIR.

Conviene recordar que, en España llegar a ser médico especialista, significa recorrer un largo camino formativo sin comparación con el resto de las profesiones universitarias:

  • La nota para acceder a Medicina, año tras otro es de las mayores de todas las titulaciones.
  • Seis largos años de estudios universitarios con 360 créditos. La formación universitaria de mayor duración que se corresponde con máster, el nivel 3 del Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior (MECES) y al nivel 7 del Marco Europeo de Cualificaciones.
  • Un año de preparación para acceder a la formación del sistema MIR.
  • Entre cuatro y cinco años de formación como MIR, dependiendo de la especialidad.

En total entre once y doce años de formación y una edad de 29-30 años para poder estar en condiciones de ejercer la profesión de médico especialista. Es necesario planificar las necesidades a 11 o 12 años vista, pues cuando los que ahora comienzan su formación en las facultades, pueden encontrarse con unas necesidades de médicos especialistas en los años 2031 y 2032 muy diferentes a las que hay ahora y en los próximos años, al disminuir de forma importante las jubilaciones.

Veamos ahora, que es los que ha sucedido los últimos once años, en cuanto a los médicos que eligieron plaza y los que como máximo podían terminar cada año, en el caso de no abandonar la formación, aunque no podemos conocer este dato por especialidad y provincia, los datos del Ministerio nos informan, que en los últimos cinco años, 909 residentes habían renunciado a la plaza que ocupaban para elegir otra, ha disminuido desde el año 2015 de forma importante el número de residentes (de 227 a 152) que renuncian para presentarse de nuevo, pero en cualquier caso disminuye el número de especialistas disponibles, al no terminar su formación. En estos años nos encontramos que también un total de 1.184 médicos ya especialistas, comenzaron a formarse en otra especialidad, aunque ha disminuido también de forma importante su número, también provoca que las plazas disponibles disminuyan, para que los terminan en nuestras facultades puedan obtener una plaza para formarse.

MIR entre los años 2010 y 2020

En el gráfico siguiente podemos comprobar fácilmente, como ha evolucionado el número de plazas adjudicadas y el máximo de médicos especialistas que podían terminar su formación por años. Llama poderosamente la atención que, en los años 2010 y 2011 se adjudicaron un importante número de plazas y sin embargo podían terminar muchos menos. Pero en los años siguientes hay un drástico recorte de plazas adjudicadas, llegando hasta un mínimo de 5.920 en el año 2014, lógicamente cuatro años después, el máximo de MIR que podían terminar descendió, precisamente en los años que más necesarios eran, en concreto el máximo que podían terminar en el año 2018 era de 5.900, 5.921 en 2019 y 6.060 en el año 2020.

En los siguientes años (2021, 2022 y 2023) se incrementará levemente, consecuencia de los pequeños incrementos de plazas adjudicadas en los años 2017 a 2019. Finalmente, aunque muy tarde, este año se incrementaron el número de plazas adjudicadas un 12% (819) hasta llegar a 7.615, pero estos nuevos especialistas no terminaran hasta los años 2024 y 2025. Este año esperamos que se incrementen también el número de nuevos MIR que comienzan su formación, es necesario que tengan opción el mayor número posible de los nuevos egresados de este año, que son unos 7.000 y los de años anteriores que no han tenido opción que posiblemente son unos 4.000 o 5.000.

MIR entre los años 2010 y 2020 por especialidad

En la tabla del anexo podemos comprobar fácilmente cómo ha evolucionado el número de plazas adjudicadas y el máximo de médicos especialistas que podían terminar su formación por especialidad, entre los años 2010 y 2020, de nuevo queda de manifiesto la total descoordinación entre la convocatoria de plazas y las importantes necesidades de médicos, de muchas especialidades cuatro o cinco años después, simplemente por el número de jubilaciones previstas, que es un dato muy fácil de conocer.

Para una mejor comprensión, hemos realizado los siguientes gráficos, para las especialidades con un número de plazas adjudicadas cercano a 200 este año.

Medicina Familiar y Comunitaria es la especialidad con mayor número de médicos, que cada año se convocan y que si no han abandonado, cuatro años después pueden terminar su formación e incorporarse como especialistas en nuestros hospitales, centros de Atención Primaria y servicios de urgencias/emergencias tanto en los Servicios de Salud públicos como en la sanidad privada, ejercito, justicia y otros ministerios u organizaciones.

En el gráfico queda de manifiesto, una vez más, la falta de coordinación y destaca que el menor número de plazas adjudicadas corresponden al año 2014 con solo 1.574 que pudieron terminar su formación el año 2018. A este escaso número de adjudicaciones se llegó después de varios años de recortes, desde las 1.919 plazas del año 2011 y comenzó un leve ascenso hasta llegar a 2.224 este año, en el que se incremento en 311 plazas la convocatoria, un 16,3% con relación al año pasado. Este incremento, además de ser insuficiente llega muy tarde, estos médicos terminarán su formación en el año 2024 y en estos años el número de jubilaciones es muy importante y los que terminan no son suficientes para ocupar las plazas que quedan libres, además las ofertas de trabajo son muy poco atractivas y hay muchos que aceptan ofertas en países de nuestro entorno donde les ofrecen estabilidad, mejores condiciones laborales-profesionales y retribuciones que llegan a duplicar o incluso más, las que les ofrecen en España.

Pediatría es la siguiente especialidad por número plazas que cada año se convocan y que si no han abandonado cuatro años después pueden terminar su formación e incorporarse como especialistas en los diferentes centros y ámbitos de trabajo en España.

En el gráfico, igualmente queda de manifiesto, la falta de coordinación y destaca que el menor número de plazas adjudicadas se dio el año 2015 con solo 392 que pudieron terminar su formación el año 2019. A este escaso número de adjudicaciones se llegó después de varios años de recortes, desde las 423 plazas del año 2012 y comenzó un leve ascenso hasta llegar a 481 este año en el que se incrementó en 48 plazas la convocatoria, un 11,1% con relación al año pasado.

Anestesiología y Reanimación es la siguiente especialidad por número plazas adjudicadas, el menor número de plazas se adjudicaron del año 2015 con solo 309 que pudieron terminar su formación el año 2019. A este escaso número de adjudicaciones se llegó después de varios años de recortes, desde las 342 plazas del año 2010 y 2011 y comenzó un leve ascenso hasta llegar a las 387 de este año, en el que se incrementó en 43 plazas la convocatoria, un 12,5% con relación al año pasado.

Medicina Interna es la siguiente especialidad por número plazas adjudicadas, el menor número de adjudicaciones se día el año 2015 con solo 294 plazas que pudieron terminar su formación en este año 2020. A este escaso número de adjudicaciones se llegó después de varios años de recortes, desde las 345 plazas del año 2011 y comenzó un leve ascenso hasta llegar a las 360 de este año, en el que se incrementó en 26 plazas la convocatoria, un 7,8% con relación al año pasado.

La siguiente especialidad por número plazas adjudicadas es Psiquiatría, el menor número se adjudicó el año 2015 con solo 222 plazas que pudieron terminar su formación en el año 2019. A este escaso número de adjudicaciones se llegó después de varios años de recortes, desde las 254 plazas del año 2011 y comenzó un leve ascenso hasta llegar a las 272 de este año, en el que se incrementó en 24 plazas la convocatoria, un 9,7% con relación al año pasado.

Obstetricia y Ginecología es la especialidad siguiente por número plazas adjudicadas, el menor número fue el año 2016 con solo 236 plazas que pudieron terminar su formación en este año 2020. A este escaso número de adjudicaciones se llegó después de años de recortes, desde las 277 plazas del año 2010 y comenzó un leve ascenso de plazas adjudicadas hasta llegar a las 271 de este año, en el que se incrementó en 5 plazas la convocatoria, un 1,9% con relación al año pasado.

La especialidad de Cirugía Ortopédica y Traumatología es la siguiente por número plazas adjudicadas, el menor número se adjudicó el año 2014 con solo 218 plazas que pudieron terminar su formación en el año 2019. A este escaso número de adjudicaciones se llegó después de años de leves recortes, desde las 231 plazas del año 2012 y comenzó un leve ascenso hasta llegar a las 267 de este año, en el que se incrementó en 24 plazas la convocatoria, un 9,9% con relación al año pasado. Es una de las especialidades que sufrieron un menor recorte de plazas convocadas.

En el caso de la especialidad de Radiodiagnóstico que es la siguiente por número plazas adjudicadas, el menor número corresponde el año 2015 con solo 207 plazas que pudieron terminar su formación en el año 2019. A este escaso número de adjudicaciones se llegó después de años de recortes, desde las 229 plazas del año 2010 y comenzó un ascenso leve hasta llegar a las 257 de este año, en el que se incrementó en 28 plazas la convocatoria, un 12,2% con relación al año pasado.

Cirugía General y del Aparato Digestivo es la especialidad siguiente por número plazas adjudicadas, el menor número fue el año 2015 con solo 174 plazas que pudieron terminar su formación en este año 2020. A este escaso número de adjudicaciones se llegó después de años de leves recortes, desde las 201 plazas del año 2010 y comenzó un leve ascenso de plazas adjudicadas hasta llegar a las 212 de este año, en el que se incrementó en 14 plazas la convocatoria, un 7,1% con relación al año pasado. En el año 2010 solo pudieron terminar como máximo 94 especialistas, debido a que cinco años antes hubo ese escaso número de plazas adjudicadas.

En la especialidad de Oftalmología que es la siguiente, el menor número fue el año 2014 con solo 161 plazas adjudicadas que pudieron terminar su formación en el año 2018. A este escaso número de adjudicaciones se llegó después de años de recortes, desde las 175 plazas del año 2010 y comenzó un ascenso leve hasta llegar a las 195 de este año, en el que se incrementó en 19 plazas la convocatoria, un 10,8% con relación al año pasado.

En la tabla del anexo se pueden consultar todos los datos del resto de especialidades, así como ver las diferencias de plazas adjudicadas y el número máximo de los médicos especialistas que podrían terminar entre el año 2010 y el año 2020. Los recortes en el número de plazas adjudicadas se dan entre los años 2012 y 2016 en todas las especialidades, con pequeñas diferencias y evidentemente repercuten cuatro o cinco años después en el número máximo de médicos especialistas que podrían terminar. También existen dos columnas finales con la suma de ambos parámetros de los once años estudiados, destacar que se adjudicaron un total de 72.144 plazas y el máximo que podrían terminar es de 68.784, este número finalmente es algo inferior por los abandonos de algunos médicos por diferentes motivos, el principal para presentarse de nuevo al MIR y poder elegir otra especialidad.

Los incrementos de los últimos años y de la próxima convocatoria, además de ser insuficientes para las especialidades deficitarias, llegan muy tarde, estos médicos terminarán su formación cuatro o cinco años después, en el caso de los que comenzaron este año, que ha presentado los mayores incrementos, terminaran en el año 2024 o 2025. Hemos de recordar, de nuevo, que en estos años el número de jubilaciones de médicos especialistas es muy importante y los que terminan no son suficientes para ocupar las plazas que quedan libres y además algunos marcharán a otros países buscando estabilidad y mejores condiciones laborales y retributivas.

Después del gran esfuerzo personal de cada médico residente y del esfuerzo económico de la sociedad en su formación, es preocupante el creciente número de médicos especialistas españoles que se han marchado a trabajar al extranjero, salieron en busca de un puesto de trabajo digno y estable que no han encontrado hasta ahora en España por los drásticos recortes. La Organización Médica Colegial (OMC) ha expedido 4.100 certificados de idoneidad a 2.500 médicos para salir de España en 2019 (el 64,8% para trabajar) y en los ocho últimos años los médicos españoles han solicitado 24.000 certificados de idoneidad, unos datos que ponen de manifiesto la «muy precaria» situación de los profesionales y, en especial, de los más jóvenes. Hay que destacar finalmente, que los salen son muchos menos que los que hacen la solicitud, pero en cualquier caso muchos.

No podemos olvidar que diez años después de los recortes del año 2010 del presidente Zapatero y del año 2012 del presidente Rajoy, los médicos en España aún están sufriendo recortes y muchos tienen retribuciones inferiores a mayo de 2010 y una vez sumada la inflación, la pérdida de poder adquisitivo, en la mayoría de los casos se aproxima o incluso supera el 20%.

Los grandes recortes sufridos en Sanidad la han dejado muy descapitalizada, de tal modo que la inversión en Sanidad Pública en el año 2018 bajo hasta solo el 5,9% del PIB, muy alejado del 6,5% del año 2009, esperemos que en estos años se incremente la inversión y no solo para hacer frente a la pandemia.

Con los incrementos de plazas adjudicadas de este año y el anterior, estamos en el buen camino para solucionar este problema, pero aún hay que avanzar más, puesto que nos enfrentamos también al incremento de las jubilaciones de médicos en los próximos años y vamos a necesitar a más médicos, sobre todo de algunas especialidades, de nuevo recordar que, se necesita una planificación responsable a medio y largo plazo, para garantizar la formación de los egresados de las facultades y la reposición de las plantillas.

Se ha pasado de adjudicar 6.934 plazas para comenzar la formación en 2010 a 7.615 en este año. Conviene destacar que han existido años en los que no se han cubierto todas las plazas convocadas y además un porcentaje importante de las plazas fueron cubiertas por médicos extracomunitarios, porcentaje que está descendiendo en las últimas convocatorias.

Por otro lado, ha crecido el número de egresados de las Facultades de Medicina por los incrementos de plazas y la creación de nuevas facultades de los últimos años. Sin embargo, pasados unos diez o doce años las jubilaciones serán muchas menos y como formar un médico especialista supone once o doce años, muy posiblemente los que ahora comienzan su formación en las facultades, cuando terminen su residencia, tendrán muchas dificultades para encontrar trabajo, de nuevo aparecerá un importante número de médicos parados.

En resumen, necesitamos urgentemente una planificación responsable a medio y largo plazo, faltan médicos de varias especialidades y sobran licenciados en Medicina que no han podido acceder a la formación MIR.

Se hizo frente a la falta de alumnos de Medicina, para un problema puntual de incremento de jubilaciones, con un incremento del número de alumnos y de un incremento importante del número de facultades de Medicina, no se necesitan más facultades de Medicina y las que existen en la actualidad son demasiadas, para las necesidades futuras de formación de médicos. Sin duda ayudar a las familias de los alumnos con las facultades lejos del domicilio sería más adecuado que abrir nuevas facultades en todas las provincias y sin duda mucho más eficiente.

Accede aquí al informe completo.

Vicente Matas Aguilera, responsable de Atención Primaria Urbana de la OMC.

Facebooktwitterlinkedinmail
instagram