CESM Prisiones denuncia que la Administración penitenciaria fomenta una «sanidad precaria, de segunda»

Se ha interpuesto un nuevo recurso de reposición contra la nueva OPE y está en trámites otro contencioso-administrativo

Pedro A. Martínez, responsable de CESM Prisiones.

Desde CESM observamos con perplejidad un nuevo incumplimiento de la legalidad vigente en la convocatoria, el pasado 30 de octubre, de una nueva OPE de facultativos interinos del cuerpo facultativo de sanidad penitenciaria, y ante este reiterado incumplimiento de las leyes, anunciamos que hemos interpuesto un nuevo recurso de reposición el pasado 20 de noviembre y que en breve interpondremos el correspondiente recurso contencioso-administrativo correspondiente a la anterior convocatoria.

Entendemos que la Administración penitenciaria fomenta una “sanidad precaria, de segunda”, dando a entender que no le importa la preparación que deben tener los médic@s de prisiones, precarizando nuestras condiciones laborales y salariales, perpetuando el aislamiento de los profesionales que trabajamos en la sanidad penitenciaria, aislándonos del sistema sanitario público y dificultando la necesaria integración.

Esta Administración continúa descuidando a los profesionales con los que cuenta en la actualidad, que accedieron por oposición, mantiene en prácticas a profesionales que aprobaron la oposición con la titulación exigida hace dos años y medio, mientras adjudica plazas en estas OPE de interinos, sin oposición y sin la titulación exigida y ocupando plazas que no salen en el concurso ordinario. Todo esto, unido a la precariedad laboral y el aislamiento, aumenta la frustración y desmotivación de los facultativos de la sanidad penitenciaria.

CESM lucha por una sanidad que garantice a las personas privadas de libertad una asistencia sanitaria en las mismas condiciones que el resto de la población española, para que la institución penitenciaria pueda cumplir la función que la Constitución le asigna. No admitimos soluciones chapuceras y cortoplazistas que incumplen las leyes y prolongan la agonía de la sanidad penitenciaria.

Facebooktwitterlinkedinmail
instagram