Darias: «Uno de los objetivos clave de este ministerio es reforzar la Atención Primaria»

En el acto de celebración del Día de la Atención Primaria

La ministra de Sanidad en un momento del acto

Este 12 de abril se celebraba el Día de la Atención Primaria en el que los miembros del Foro de Médicos de Atención Primaria habían programado un acto online que contó con la participación de diferentes profesionales del primer nivel asistencial y en el que quiso colaborar la ministra de Sanidad, Carolina Darias, con un breve discurso.

Tras una introducción en la que se mencionaba la debacle que había supuesto la pandemia para este nivel asistencial y la necesidad de seguir celebrando este día mientras no se solucionen las demandas médicas de Atención Primaria, la ministra señalaba en un vídeo la importancia de la AP para el Sistema Nacional de Salud, en el que es la base y seña de identidad. «Esta pandemia ha aumentado esta consideración, por eso uno de los objetivos clave de este ministerio es reforzar la Atención Primaria ampliando y mejorando las capacidades de nuestro SNS, especialmente las asistenciales, las preventivas y las tecnológicas. El desarrollo será el eje central en esta legislatura. Se trata de continuar con lo urgente y acabar con esta pandemia y seguir con lo importante para mejorar y reforzar nuestras capacidades», exponía.

Desde el ministerio dicen ser conscientes de los esfuerzos realizados por los profesionales, también ahora con la campaña de vacunación masiva, y por eso Darias quiso reconocer el esfuerzo compartido, puesto que «la actuación conjunta y coordinada es nuestra gran fortaleza y lo que ha posibilitado que estemos vacunando en nuestro país a un ritmo importante». En su opinión, una de las grandes lecciones de la pandemia es reconocer el valor de lo público en toda su dimensión y otra es la de «reconocer la importancia de cuidar a quienes nos cuidan, así como la necesidad de incorporar a nuestra vida la cultura del cuidado».

Fondos extraordinarios para Atención Primaria

Pese a señalar que España cuenta con una Atención Primaria sólida, que será la «clave para obtener unos mejores resultados en salud», Darias admitía que las políticas de austeridad de la anterior crisis unidas a la pandemia han influido en la AP y han afectado plenamente a las capacidades esenciales del SNS. «Por eso nuestra prioridad será reforzar y ampliar las capacidades del SNS y nos proponemos hacerlo gracias a los fondos extraordinarios para Atención Primaria. Solo a través de esta mejora podremos garantizar el ejercicio efectivo de un derecho como es la salud», sentenciaba.

Por su parte, el médico de Familia rural Ángel López Hernanz abordó el valor de la Atención Primaria en la pandemia, señalando con diapositivas cómo este nivel asistencial había asumido el 90% del contacto con los contagios por Covid o cómo se sentía el médico de Primaria entre la Atención Hospitalaria y el paciente.

Momento de la ponencia de Ángel López

También intervino en el acto el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), Tomás Cobo, que señalaba como dos aspectos básicos pendientes de realizar en el futuro la transformación digital para el aspecto meramente administrativo y el cambio de enfoque en la formación, que mire también hacia la Atención Primaria. Además, señalaba el problema de la precariedad, ya que si hay un nivel asistencial donde ésta impacta especialmente es en AP. «Es el eje del modelo que tenemos de sanidad. Tenemos que seguir subrayando su importancia en lo práctico, en el sentido común y en el enfoque», declaraba Cobo.

Por último, Montse Esquerda, presidenta de la Comisión de Deontología del Consejo del Colegios de Médicos de Cataluña y directora del Instituto Borja de Bioética, abordó el coste emocional que la pandemia ha tenido en los profesionales, señalando que está muy incorporado cuidar a los otros pero no tanto a ellos mismos. En su discurso, explica que la pandemia hace un año les impactó y les puso a orbitar a partir del sitio donde estaban, pero ahora se cumple un año en movimiento y eso cansa, la ausencia de certezas o rutinas y haber cambiado todo en la forma de hacer las cosas. Para analizarlo se centró en 3 ejes; «Orbitamos desde donde estábamos (dónde estaba la AP y el autocuidado), qué coste tiene este vivir en el aire y dónde queremos pararnos cuando dejemos de orbitar».

Según describe Esquerda, «en un finde semana nos cambió la vida y la forma de ejercer la medicina como la conocíamos. Veníamos de una AP cansada, exhausta, que arrastraba una crisis de cansancio de los profesionales con un porcentaje de burnout que se acercaba al 50%, lo que supone menor empatía, peor calidad asistencial y muchísimo más riesgo de errores en los pacientes que se atienden». En este sentido y respecto al segundo eje, señalaba que la pandemia ha ido teniendo fases muy distintas y que «estamos cansados emocionalmente. Sí hay síntomas de agotamiento, desilusión, desesperanza, estrés postraumático, ansiedad, y esto tiene efecto a corto plazo (a través de las bajas) y a medio y largo plazo, por lo que es momento de plantearnos muy claramente hacia dónde queremos ir cuando toquemos suelo, y para conseguirlo hay que promover la resiliencia y la reflexión. No podemos vivir esa AP con la que soñamos si no hemos sobrevivido a la pandemia», sentenciaba.

Los participantes en el evento online

Facebooktwitterlinkedinmail
youtubeinstagram