CESM Galicia reclama al Gobierno la jubilación flexible y voluntaria entre los 60-70 años para todas las especialidades médicas

Tras el anuncio que limita el plan a Atención Primaria

CESM Galicia busca soluciones a la situación.

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos en Galicia (CESM Galicia) reclama al Gobierno de España que implante la jubilación flexible y voluntaria para todos los facultativos entre los 60 y los 70 años y en todas las especialidades médicas porque, entre otras razones, sería una manera de acabar con el éxodo de profesionales al que venimos asistiendo en los últimos años.

El Sindicato Médico hace esta solicitud después de que el pasado mes de diciembre los ministerios de Sanidad e Inclusión anunciaran la puesta en funcionamiento de un Plan Piloto para que los médicos de Familia y pediatras de Atención Primaria pudieran compatibilizar su actividad profesional cobrando hasta un 75% de su jubilación, una vez que lleguen a la edad de retirarse.

CESM Galicia va más allá y propone, también, que quien haya llegado a los 60 años y tenga las cotizaciones exigidas pueda jubilarse directamente, sin que su pensión se vea penalizada.

La Central Sindical considera que esta triple modalidad -la de poderse jubilar a los 60; la de compatibilizar actividad y jubilación parcial; o la de permanecer en activo hasta los 70 años- supondría un atractivo para los facultativos, que se encuentran cada vez más agotados y desmotivados, como consecuencia de una sobrecarga de trabajo inasumible, unas listas de espera interminables, y después de haber tenido que luchar durante dos años contra una devastadora pandemia.

En este sentido, propone que se valore la nocturnidad, penosidad y peligrosidad del trabajo que desempeñan los facultativos, para que a partir de los 60 años puedan optar por la jubilación total o parcial, y se fomente así la prolongación de la vida profesional más allá de los 67 años.

CESM Galicia reconoce que si bien la situación más crítica se encuentra actualmente en Atención Primaria (AP) donde uno de cada 3 facultativos es mayor de 60 años, la mitad de los profesionales sanitarios tiene más de 50 años, por lo que todo hace prever que esta situación deficitaria se prolongará, no sólo en Primaria, sino también en Atención Hospitalaria (AH), donde también sufren sobrecarga laboral, síndrome burnout y desmotivación.

El sindicato médico concluye que si no se adoptan medidas como la jubilación flexible y voluntaria; si no se invierte en recursos humanos para mejorar la deteriorada situación laboral de los médicos; y no se recuperan los derechos perdidos a consecuencia de la crisis económica de 2008, presenciaremos el colapso del Sistema Nacional de Salud. 

youtubeinstagram
Facebooktwitterlinkedinmail