Nota de prensa de CESM_CV: Es una insensatez la pretensión de imponer el conocimiento del valenciano a todos los profesionales sanitarios

 

 

 

El Sindicato Médico considera una insensatez la pretensión de imponer el conocimiento del valenciano a todos los profesionales sanitarios. Con esta medida, el Consell pone en evidencia sus prioridades, entre las que no parecen estar ni la calidad asistencial ni la excelencia del sistema sanitario, sino más bien la satisfacción ideológica de algunos de sus miembros.

Llama a todos los trabajadores de la Consellería de Sanidad a prepararse para dar una respuesta contundente en el caso de que se intente resucitar la batalla de los símbolos que únicamente persigue objetivos políticos e ideológicos muy concretos, legítimos pero en nada relacionados con los problemas reales de la ciudadanía valenciana.

El Sindicato Médico (CESM-CV) asiste con estupefacción a lo que parece un suicidio del Gobierno Valenciano al pretender imponer, en contra de toda lógica, el conocimiento del valenciano a todos los profesionales sanitarios. El anuncio de excepciones a esta medida en caso de déficit de personal no hace sino agravar el sinsentido de la medida: si algo es obligatorio lo es siempre y no sólo cuando al político de turno se le ocurra que ello no le causa problemas. Nunca había surgido este problema en nuestro ámbito pero ahora podemos vernos abocados de modo innecesario a enfrentamientos identitarios que a nada conducen. Durante la anterior etapa de gobierno socialista, hasta 1995, nunca se alentaron aventuras de este tipo.

En la Comunidad Valenciana existe un bilingüismo consolidado basado en el respeto a las personas, en la libertad individual y en la realidad cultural valenciana. De hecho, nuestros jóvenes aprenden las dos lenguas oficiales durante su enseñanza obligatoria. ¿A qué vienen ahora mayores exigencias? Sólo al dogmatismo de algunos sectores de la mayoría parlamentaria que sostiene al ejecutivo de Ximo Puig. Y también sólo al seguidismo político de algunas organizaciones sindicales puede atribuirse su valoración positiva de lo que sólo cabe calificar como una agresión a todos los trabajadores de la sanidad, desde el primer médico a la última celadora.

Por todo ello CESM-CV considera:

– Que haber cursado la ESO debe conllevar de modo automático la concesión del título de Grado Elemental de Valenciano, sin mayores trámites.

– Que al personal procedente de otras CCAA o de otros Estados no cabe plantearles ni siquiera esa exigencia.

– Que no puede imponerse otro nivel de conocimientos porque no resulta necesario para que todos los ciudadanos vean respetados sus derechos.

– Que en ningún caso resulta de recibo plantear el requisito lingüístico al personal que se encuentra ya ocupando una plaza en el sistema.

– Que las ideologías son legítimas pero no pueden convertirse en obligatorias, y menos desde posiciones filosóficamente laicas.

– Que la Comunidad Valenciana es pluricultural, bilingüe y diversa y esos valores se reflejan en la calidad de sus profesionales.

Si no se produce la retirada de la propuesta, el Sindicato Médico, plural y democrático, defensor de nuestras dos lenguas, pero enemigo de las imposiciones dogmáticas, preparará y articulará las medidas de presión necesarias y llamará a participar en ellas a TODOS los trabajadores del Sistema Sanitario Valenciano.

Sólo de la inconsciencia de los responsables de este tipo de propuestas se derivará la responsabilidad por las consecuencias políticas, parlamentarias y sin duda electorales, que se derivarán del actual intento de implementar, como obligatoria para el conjunto de la ciudadanía, lo que es una ideología particular de ciertos grupos políticos. Ideología que deja de resultar defendible cuando pretende imponerse sin consenso alguno. Todos nos encontraríamos más satisfechos si, en lugar de este tipo de cosas, meramente identitarias y que la realidad muestra hasta qué callejones sin salida pueden conducir, el actual gobierno valenciano procurase velar por resolver los graves problemas económicos y sociales que nos aquejan como pueblo. Nuestra sanidad es de todos, hablen la lengua que hablen.

 

SECRETARÍA DE COMUNICACIÓN

Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV)

Facebooktwitterlinkedinmail
instagram