21 Agosto, 2017

El gasto se recortó un 7%, hasta quedar hoy en menos de 1.300 euros por persona

La brecha del gasto sanitario entre comunidades autónomas se ha duplicado desde el inicio de la crisis económica en 2008, hasta alcanzar en 2014 una diferencia del 54 por ciento entre la que más presupuesto destina y la que menos. Así se desprende de los resultados del informe ‘La Sanidad Española en Cifras’, elaborado por el Círculo de la Sanidad y la Fundación Gaspar Casal, que ha analizado más de 250 indicadores relacionados con la gestión sanitaria en España de 2014 y 2015.

La Sanidad pública gastó en cada castellanoleonés 1.623 euros en 2014. En los manchegos, 1.053. Una diferencia del 54% entre ambas comunidades, que ocupan la cabeza y la cola de España en gasto sanitario. Esta brecha de 570 euros es, además, el doble que al inicio de la crisis, en 2008.

En general en España, el gasto medio se recortó un 7% entre 2008 y 2014, unos 100 euros hasta quedar en de 1.289 euros por cabeza.

Son cuatro las que están claramente por debajo: Castilla-La Mancha, Andalucía, Comunidad Valenciana y Madrid. La primera es la que ha sufrido el mayor impacto de los recortes: han perdido uno de cada cuatro euros de su presupuesto.

Evolución de recursos disponibles entre 2012 y 2014

Las camas hospitalarias en funcionamiento es uno de los indicadores que representa el efecto de los recortes, según los autores del estudio. Mientras que en España cayó un 2%, algunas comunidades acusaron mucho más la bajada, como Ceuta, donde cayeron un 9,3%, o el País Vasco, con un 6,4% menos. Entre los territorios a la cola (Ceuta) y a la cabeza (Cataluña), el número de camas disponibles es del doble.

Por otra parte, el número de médicos de atención primaria disminuyó un 1,3% entre 2012 y 2014, con una tasa de 0,76 por cada 1.000 habitantes. También aquí las diferencias son importantes. Entre Castilla y León (1,1) y Ceuta (0,63), que ocupan los extremos de la tabla, la diferencia es del 74%.

En el caso de la atención especializada, la tasa de médicos por ciudadano se ha mantenido entre 2012 y 2014 en 1,81 por habitante. Una tasa que aumenta al 2,39 en Navarra mientras que en Melilla baja al 1,26.

 

Fuentes: EUROPA PRESS, EL INDEPENDIENTE, EXPANSION

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información