“Arde el Sistema Nacional de Salud”

Gabriel del Pozo

Vicesecretario General de CESM

 

¿Se quema nuestra sanidad y nuestros gestores no se enteran?, ¿o sí se enteran y son ellos los pirómanos por acción u omisión?

Actualmente tenemos conflicto en la Atención Primaria en Andalucía; curiosamente, en esta comunidad, según datos del estudio de 2018 de Demografía Medica elaborado por OMC y CESM, son los cuartos por la cola en número de médicos por 100.000 habitantes, son los penúltimos (sólo por delante de Melilla) en número de médicos especialistas por 1.000 habitantes, tienen más de un 41% de los médicos con más de 55 años (es decir, con jubilaciones muy próximas), tienen -como en casi todas las otras comunidades autónomas- problemas de sobrecarga asistencial, elevado número de pacientes asignados por profesional, tiempo escaso para poder dedicar al paciente, no se cubren las ausencias de los profesionales, están con un trato muy restrictivo en carrera profesional respecto a otras comunidades… ¡y la explicación de los dirigentes es que los profesionales protestan ahora que están poniendo algunas medidas encima de la mesa para corregir todas estas injusticias! Pero ¿desde cuándo lleva gobernando el mismo partido?

Existe conflicto en la Atención Primaria en Cataluña, donde también se pide más tiempo por paciente, disminución de pacientes asignados, cobertura de ausencias… Es curioso, las mismas demandas que en el resto de las comunidades. Aquí el gobierno es de otro signo político y, curiosamente, también se defiende con una tontería: “Esto sucede por culpa del gobierno central, y por eso pedimos la república”, se dice.

En Madrid tenemos conflicto de los residentes de urgencias del Hospital 12 de octubre, que se quejan de la falta de tutorización, curiosamente otro problema que parece ligado a la falta de personal.

La culpa nunca es de la administración, por supuesto, y siempre hay que buscar culpables externos, sean los propios profesionales, sean otros gobiernos. Siempre echar balones fuera, para seguir gobernando incólumes en sus a veces absurdos proyectos políticos, basados, como vemos, en el engaño y la falsificación de la realidad.

¿No será que en todos los sitios hay una mala planificación de plantillas? ¿Que no se está dedicando el suficiente presupuesto para poder tener cubiertas esas necesidades? ¿Que se engaña a la población con el lema de que tenemos uno de los mejores sistemas de salud del mundo?

Señores gestores, cambien su papel de pirómanos por el de bomberos, figura mucho mejor vista por la sociedad. Ahora se están enfrentando a ustedes los profesionales, pero siguiendo por este camino van a conseguir que se enfrente a ustedes la misma población.

Cambien de actitud: dediquen su tiempo y sus esfuerzos a solucionar los problemas, a informar de la realidad (y no a deformarla), a ser constructivos.

Apaguen los incendios y no den pie a que se nos queme el país.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail