Las comunidades sufren para encontrar aseguradoras que quieran cubrir las condenas por responsabilidad civil

 

Los servicios autonómicos de salud pasan serios aprietos para renovar las pólizas que cubren las sentencias condenatorias por responsabilidad civil.

El patio está revuelto y la factura global ya asciende a 65 millones, al aumentar el coste una media de un 27% en tres años tras las últimas renovaciones de pólizas, según fuentes del sector asegurador.

En los últimos dos años las compañías tradicionales como Zurich o Mapfre han abandonado a los Ejecutivos autonómicos —a todos excepto al canario, que optó por eludir el seguro y pagar después de cada juicio perdido— porque el negocio dejó de ser tan rentable como antaño, y han entrado nuevas firmas aseguradoras, la mayoría extranjeras, como Berkshire Hathaway.

“Para evitar esta dinámica peligrosa de escalada de precios, el Gobierno debe fijar por ley los baremos de indemnización y así evitar la sensibilidad de cada juez ante los errores”, apunta Francisco Miralles, secretario general de la CESM.

 

FUENTES: elpais.com

Facebooktwitterlinkedinmail