CESM Prisiones, preocupados por las nuevas medidas de desescalada

Responden a un escrito de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias

Imagen de una prisión

Desde CESM prisiones continuamos muy preocupados por seguir preservando la salud de los internos con las máximas garantías de seguridad sanitaria, y con el escrito de 13 de mayo de 2020 de MEDIDAS DESESCALADA COVID 19 de la secretaría general de Instituciones Penitenciarias, nuestra preocupación va en aumento.

Creemos, como en él se indica, que se deben seguir los principios establecidos para el común de los ciudadanos, teniendo presente que nos encontramos en una institución cerrada y por tanto  seguir los principios establecidos para este tipo de instituciones  en cada territorio de nuestro país, pues como dice diariamente FERNANDO SIMON en las ruedas de prensa , debemos ser extraordinariamente prudentes en las medidas de desescalada a fin de evitar contagios por Covid 19 y nuevos rebrotes, más aún en instituciones cerradas.

Nos sorprende que se pretenda abordar esta situación con una plantilla de médic@s reducida al 50%, a la que no se le ha realizado ninguna analítica para conocer su situación inmunológica frente al Covid 19, sabiendo que la medía de edad es elevada, y en muchos casos personal de riesgo. Creemos que debemos partir conociendo la situación inmunológica de todos los trabajadores penitenciarios (sanitarios y funcionarios), como se ha realizado en otras instituciones cerradas.

Tenemos también  enormes dificultades para disponer de pruebas objetivas para el diagnóstico de la infección por Covid 19, sin estar dotados de test rápidos fiables (ELISA y CLIA)y se nos asigna funciones lógicas, pero sin medios diagnósticos adecuados, por ejemplo en el caso de los traslados, ingresos, permisos, que nos llevaran a saturar los módulos con aislamientos sanitarios  y correr riesgos innecesarios.

Vemos una ambigüedad, posiblemente calculada, en su redacción, dejando muchas decisiones a criterio de las direcciones, dan por supuesto que se producirán intoxicaciones graves por consumo de sustancias tóxicas pero no dan instrucciones precisas sobre cómo abordarlas.

Al estar ante una crisis sanitaria deben primar los criterios sanitarios por delante de cualquier otro, si por no ser prudentes se producen infecciones en estas instituciones cerradas, al final tampoco se conseguirá ningún otro objetivo, ni se normalizara la convivencia de los centros penitenciarios.

Por tanto creemos imprescindible disponer de medios técnicos de diagnóstico, suficiente personal y no olvidar en ningún momento que nos encontramos en una institución cerrada, con los riesgos de contagio que supone.

Pedro A. Martínez Sánchez

Representante CESM prisiones

Facebooktwitterlinkedinmail
instagram