Pagas extra recortadas desde 2010, un agravio para el médico y resto de titulados universitarios

El informe de Vicente Matas recuerda que es tremendamente injusto no reconocer el gran esfuerzo que los profesionales sanitarios

Retribuciones médicas.

Un verano más la paga extra de los médicos y otros muchos profesionales sigue con importantes recortes en el sueldo base y trienios y ya son más de diez años de injustos recortes a unos profesionales que están sosteniendo al SNS con su esfuerzo y que han arriesgado su salud y muchos, demasiados incluso su vida en la lucha contra la pandemia de la COVID‐19.

La Ley 55/2003, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud, define como retribuciones básicas, el sueldo y los trienios que se asignan a cada categoría en función del título exigido para su desempeño. Esta Ley también contempla que las pagas extraordinarias serán dos al año, se devengarán preferentemente en los meses de junio y diciembre y el importe de cada una de ellas será, como mínimo, de una mensualidad del sueldo y trienios, al que se añadirá el complemento de destino. Dichas cuantías de sueldo y trienios coincidirán con las establecidas cada año en las correspondientes Leyes de Presupuestos Generales del Estado para los funcionarios públicos y se aplican en todas las CCAA excepto Navarra, aunque no ha evitado que también los médicos navarros y resto de profesionales sufran los recortes.

Pero llegó la crisis, el gobierno tardo en reconocerla, pero en junio del año 2010 aplicó el Real Decreto‐ley 8/2010, de 20 de mayo, por el que se adoptan medidas extraordinarias para la reducción del déficit público. Mediante este decreto tanto médicos, como el resto de titulados universitarios españoles sufrieron un fuerte recorte en sus sueldos, muy superior al resto de empleados públicos.

El gobierno de Zapatero vendió a la opinión pública que el recorte era del 5% de media para los empleados públicos, pero por desgracia para los médicos y titulados universitarios del grupo A1 el recorte en los sueldos fue muy superior, al recortar más del 45% en sueldo y trienios de la extra de diciembre, llego hasta más del 10% en muchos casos (variando según CCAA, complementos y número de guardias).

En las nóminas del año 2011 el recorte afectó a las dos pagas extras, en los años sucesivos el gobierno de Rajoy continuó aplicando este recorte en las dos pagas extras cercano al 40% con relación a la nómina ordinaria, tanto en sueldo y trienios.

En 2018, nueve años después, el gobierno de Sanchez Castejón aplica los presupuestos ya aprobados por el gobierno de Rajoy, que contemplan una subida lineal fija del 1,5% y continuamos igual, sueldo y trienios en las extras tenían un recorte del 38,83%.

En 2019, diez años después, el gobierno de Sanchez Castejón aún no ha aprobado unos nuevos presupuestos y aplica una subida lineal fija del 2,5% (en dos tramos 2,25% desde enero y 0,25% desde julio) y continuamos igual, sueldo y trienios en las extras recortadas un 37,30%.

En el año 2020 once años después, se aplica un aumento lineal del 2% a todos los conceptos, estos aumentos lineales nunca van a devolver los recortes progresivos que aplicó en 2010 el gobierno del PSOE, los acuerdos contemplaban un incremento adicional de hasta el 1%, ligado al crecimiento del PIB, que evidentemente no se va a aplicar, pues el COVID‐19 va a suponer un importante descenso del PIB.

De esta forma este año los médicos y todos los profesionales del subgrupo A1 tienen un recorte del 38,29% en el importe del sueldo base de las extras y cobran 742,70 en las extras de junio y diciembre, un 2,15% menos que el subgrupo A2 (enfermería) que cobra 759 euros y 5,54% menos que el grupo B que cobra 786,25 euros.

En los trienios los médicos cobran 28,59 euros por trienio, con un recorte del 38,3% sobre el trienio normal y el grupo A2 donde están encuadrados los enfermeros cobran 27,54 euros por trienio, con un recorte del 27,1% sobre el trienio normal.

Para un médico con diez trienios, en las dos extras se le están recortando este año 1.276 euros y desde 2010 serán ya más de 13.250 euros de recorte solo en las extras.

En este año los facultativos aún cobran en cómputo anual un sueldo base inferior en 330,08 euros (el ‐2,03%) al que tenían derecho a cobrar en 2010 antes de los recortes. Son 15.928,12 euros anuales en 2020 frente a los 16.258,20 euros anuales a los que
tenían derecho en el año 2010 antes de los recortes.

Para el resto de retribuciones complementarias el importe percibido en 2020 está levemente por encima del año 2010 antes de los recortes, por ejemplo el
complemento de destino es un 3% superior, al pasar de 613,6 euros mes en 2010 antes de los recortes a 632,60 euros mes en 2020.

Si tenemos en cuenta que desde enero de 2010 el IPC ha subido un 15%, los médicos y resto de profesionales del subgrupo A1 han tenido una gran pérdida de poder adquisitivo y eso sin tener en cuenta la subida de impuestos directos, que la han sufrido especialmente e indirectos que la soportan igual que el resto de la población.

El subgrupo A2 (enfermería y otros) tiene un recorte del 27,07% en el importe del sueldo base en las extras, cobran un 3,47% menos que el grupo B y cobran en cómputo anual un sueldo superior en 208,02 € (el 1,51%) al que tenían derecho a cobrar en 2010 antes de los recortes.

Los profesionales del grupo B cobraran en cómputo anual un sueldo superior en 513,72 €, el 4,29% al que tenían derecho a cobrar en 2010 antes de los recortes.

Administrativos y resto del subgrupo C1 cobraran un sueldo anual superior en 441,44 €, (el 4,29%) al que tenían derecho a cobrar en 2010 antes de los recortes.

Auxiliares y todos los del subgrupo C2 cobraran en cómputo anual un sueldo superior en 682,26 €, (el 8,11%) al que tenían derecho a cobrar en 2010 antes de los recortes.

Celadores y todos los profesionales del subgrupo E cobraran en cómputo anual un sueldo superior en 654,5 €, (el 8,52%) al que cobraban en 2010.

Antes de la pandemia del COVID‐19, nos aseguraban los diferentes gobiernos y servicios de salud que íbamos a recuperar los derechos perdidos y sin embargo las extras continúan igual, los facultativos tienen un sueldo y unos trienios en las dos extras que están por debajo de otras categorías y suponen además de un insulto un agravio que se mantiene desde el año 2010.

Sería de justicia que en los presupuestos del año 2021, si finalmente se aprueban, se cumpla de nuevo el Estatuto Marco y todas las categorías vuelvan a cobrar sueldo y trienios completos, en las dos pagas extras.

Recordemos que en España llegar a ser médico especialista significa recorrer un largo camino formativo sin comparación con el resto de profesiones de titulaciones universitarias:

  • La nota para acceder a los estudios de Medicina, un año tras otro es de las mayores de todas las titulaciones de nuestra universidad.
  • Seis largos años de estudios universitarios con 360 créditos. La formación universitaria de mayor duración que se corresponde con el nivel 3 del Marco
    Español de Cualificaciones para la Educación Superior (MECES) y al nivel 7 del Marco Europeo de Cualificaciones.
  • Un año de preparación para acceder a la formación del sistema MIR.
  • Entre cuatro y cinco años de formación como MIR depende de la especialidad.

En total entre once y doce años de formación y una edad media de 29‐30 años para poder estar en condiciones de ejercer la profesión. Este tremendo esfuerzo merece un mayor reconocimiento de la sociedad y un mejor trato de los Servicios de Salud.

Habiendo sufrido recortes progresivos, con subidas lineales los facultativos españoles nunca recuperan los grandes recortes que sufrieron por la crisis. Es tremendamente injusto no reconocer el gran esfuerzo que los profesionales sanitarios y muy especialmente los facultativos y resto de empleados del grupo A1 realizaron para superar la crisis y han realizado en la pandemia del COVID‐19 poniendo en peligro su salud, la de su familia y en demasiados casos han perdido incluso la vida (más de 80 sanitarios entre ellos más de 60 médicos) y el reconocimiento debe suponer, la recuperación de los niveles retributivos previos a los recortes por la crisis y aplicar las subidas sobre estos importes.

 

Informe de Vicente Matas, vocal de Atención Primaria Urbana de la OMC.

Facebooktwitterlinkedinmail
instagram