AMYTS presenta “cautelarísimas inaudita parte” contra los servicios mínimos impuestos en la huelga de los residentes

Los servicios mínimos son abusivos e intolerables para el sindicato madrileño

Amyts recurre a la justicia contra los servicios mínimos impuestos.

Según informan desde el sindicato madrileño AMYTS, la Consejería de Sanidad comunicaba este miércoles, en una reunión con varios miembros del Comité de Huelga MIR y de AMYTS, su decisión unilateral de imponer unos servicios mínimos intolerables para la huelga indefinida que inician los residentes de la Comunidad de Madrid este 13 de julio.

En este sentido, los servicios mínimos afectarán al 100% de los residentes que tengan programada jornada complementaria (guardia) en el ámbito de Atención Hospitalaria en los días afectados por la huelga. A este respecto, la Consejería de Sanidad también se los impone a los residentes de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria que tienen programada guardia en los centros hospitalarios.

Durante la jornada ordinaria de los lunes de huelga, la Administración quiere garantizar que haya un residente por turno en aquellos centros en los que coincidan hasta tres residentes, con independencia del año de residencia; y en los centros con cuatro o más residentes, se quiere colocar a dos residentes en servicios mínimos por turno.

En dicho encuentro, los representantes del Comité de Huelga MIR y de AMYTS han mostrado su profundo desacuerdo con el establecimiento de estos servicios mínimos. Unos servicios mínimos que consideramos abusivos e intolerables y por los que la Asesoría Jurídica de AMYTS ha presentado “cautelarísimas inaudita parte” contra la decisión.

Los servicios mínimos suponen una decisión que la Dirección General de Recursos Humanos del SERMAS ha tomado de manera unilateral y un hecho histórico en la Comunidad de Madrid ya que nunca antes se ha decidido dar este paso por parte de la Administración.

“En vez de convocarnos para negociar y resolver el conflicto, lo hacen para imponernos estos servicios mínimos que nunca han tenido los residentes en Madrid, porque somos personal no estructural, y se supone que los hospitales deberían funcionar sin nosotros. Lo único que están demostrando es que quieren aplastar la huelga como sea y una nula voluntad de negociar o escucharnos a los residentes”, ha denunciado Diego Boianelli, presidente del Comité de Huelga MIR y presente en la reunión.

Desde AMYTS, sindicato mayoritario entre el colectivo médico de Madrid, recalcamos que los residentes no son personal estructural, sino personal en formación y, por lo tanto, no pueden ser objeto de servicios mínimos. Así lo han marcado, en varias ocasiones, las sentencias judiciales sobre esta cuestión.

Igualmente, se está valorando por parte de la asesoría penal de AMYTS si esta decisión unilateral de la Dirección General de RRHH podría verse encuadrada en algún “ilícito penal”.

Accede aquí a las cautelarísimas presentadas.

Facebooktwitterlinkedinmail
instagram