CESM-CV presenta querella contra la creación del SES enfermero

Es un servicio de atención urgente sin médicos

Vehículo de SAMU.

El Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV) informa de la presentación de una querella criminal contra la Conselleria de Sanitat por los presuntos delitos de prevaricación administrativa y delito de intrusismo como consecuencia de la decisión de puesta en funcionamiento del denominado Servicio Vital Avanzado-Enfermería.

Estas unidades de nueva creación, que están dotadas de los mismos medios materiales que los denominados SAMU (Servicio de Atención Médica Urgente) se han conformado exclusivamente con personal de enfermería, sin la presencia en las mismas de profesionales médicos, lo que consideramos, además de un claro y evidente engaño a los ciudadanos que ante situaciones de emergencia, de urgencia sanitaria en las que está en riesgo su salud, la Administración les ofrece un servicio asistido exclusivamente con personal de enfermería y sin la presencia de facultativos, lo que puede ocasionar graves riesgos para la integridad e incluso la vida de ciudadanos que precisan de una asistencia inmediata, al ser asistidos exclusivamente, por personal no cualificado para su correcto diagnóstico y tratamiento.

Estas mismas unidades llamadas SVA-enfermería y creadas por la Conselleria de Sanitat, fueron suspendidas en el año 2020 precisamente por considerar la propia Administración que no tenía soporte legal, y de manera inopinada han sido puestas de nuevo en funcionamiento, sin haberse hecho públicas las razones, motivos y fundamentos legales que han motivado su creación.

Para el Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana CESM-CV, con su puesta en funcionamiento, se invaden competencias exclusivas de los profesionales médicos. Los protocolos creados al efecto así lo ponen de manifiesto, y por tanto el personal que presta servicios en dicho SVA-Enfermería realiza actos y actuaciones que se consideran incursas en un delito de intrusismo profesional, además de generar una evidente responsabilidad frente a los ciudadanos que no son advertidos de que quien los atiende no es un profesional médico y de las consecuencias para su seguridad e integridad que de ello se pueda derivar.

Por último, el Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana CESM-CV debe poner en conocimiento de la opinión publica situaciones concretas en las que ya se han producido incidencias en la atención, más aún cuando ha advertido que el tiempo en el que los ciudadanos que demandan la atención urgente es crucial para evitar agravamientos en sus lesiones e incluso pérdida de vidas.

Así espera que, como consecuencia de la denuncia, los juzgados procedan a dirimir las responsabilidades de los cargos de Conselleria de Sanitat que han creado y puesto en funcionamiento, y a su vez, suspendan de una manera definitiva un servicio de atención urgente a la población sin profesionales médicos.

Facebooktwitterlinkedinmail
youtubeinstagram