CESM CV y USAE rechazan las condiciones que propone Conselleria para habilitar jornadas de refuerzo ante la crisis COVID

Las decisiones deben adoptarse mediante criterios exclusivamente sanitarios

Ana Barceló, consellera de Sanitat.

El Sindicato Médico CESM-CV y el de Técnicos de Enfermería USAE se han posicionado este lunes, como ya hicieron hace un año, en contra de la propuesta de “Acuerdo del programa especial de productividad para la prestación de módulos adicionales de refuerzo” tanto en Atención Primaria como en centros hospitalarios, por varios motivos:

  • Esta medida extraordinaria no viene acompañada de ninguna propuesta de abordaje estructural de la problemática que padece tanto Atención Primaria como Hospitalaria y la carencia de personal médico y de técnicos que presten apoyo en las consultas.
  • El presupuesto asignado y las cantidades propuestas para compensar a los profesionales son irrisorios. Se nos está pidiendo un sobresfuerzo más y este debe ser adecuadamente remunerado por lo que pedimos que se retribuya, tanto en Atención Primaria como en Hospitalaria para el grupo A1 en la misma cuantía que están pagando la mayoría de las comunidades autónomas.
  • Tanto Atención Primaria como Urgencias Hospitalarias, UCI, Reanimación, unidades de críticos, etc. requieren de soluciones de fondo, y hacia ellas deberían destinarse unas partidas presupuestarias que, en todo caso, no consideramos suficientes.
  • Pedimos que se habiliten de forma urgente las plazas de difícil cobertura. Y que antes de soluciones de emergencia contratando médicos extracomunitarios, tengamos claro que en España estamos generando una bolsa de paro médico por déficit de especialistas. Y ello porque las plazas MIR son menores que los egresados de las facultades. La Conselleria debe ofertar más plazas MIR y para ello deberá contar con un contingente de tutores suficiente y adecuadamente retribuido.

El Sindicato Médico de la C. Valenciana no se muestra en contra de la adopción de cuantas medidas sean necesarias para salir cuanto antes de la actual ola pandémica, pero ello nunca puede suponer un cheque en blanco a cualquier condición propuesta por nuestros gestores. Como profesionales de la sanidad, los médicos y la enfermería técnica asistimos atónitos a una parálisis institucional que contrasta con las restricciones que están articulándose en el resto de los estados de la UE, y es que las decisiones deben adoptarse mediante criterios exclusivamente sanitarios y contando con los profesionales formados para ello.

Facebooktwitterlinkedinmail
youtubeinstagram