CESM Galicia rechaza formar a la Enfermería para atender urgencias en los PACs sin médico por los riesgos que entraña

Tras la última ocurrencia del conselleiro de Sanidade

CESM Galicia considera una irresponsabilidad la ocurrencia del conselleiro.

La Delegación de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos en Galicia (CESM Galicia) rechaza de plano la última ocurrencia del conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, que consiste en formar al personal de enfermería para atender las urgencias en los Puntos de Atención Continuada (PACs) del Área Sanitaria PontevedraO Salnés cuando no haya médico.

El Sindicato Médico considera que este ‘último parche’ del SERGAS es una auténtica temeridad, porque la atención de las urgencias por parte de la Enfermería sin facultativos puede atentar contra la seguridad de los pacientes, e iría contra de los principios deontológicos básicos de las profesiones sanitarias, quedando sin ningún respaldo normativo o legal.

Añade que la medida pone en grave riesgo la responsabilidad legal de estos profesionales, porque ante determinadas eventualidades quedarían sin cobertura jurídica y con posibilidad de reclamaciones judiciales, penales y civiles, siendo muy probable, además, que los seguros de responsabilidad civil profesional no pudieran cubrir estos actos médicos.

CESM Galicia, que pone en valor el trabajo esencial e imprescindible que desarrollan a diario estos profesionales en la atención sanitaria, destaca que no
está entre sus cometidos establecer diagnósticos, ni prescribir tratamientos, prácticas que suelen ser habituales ante situaciones de urgencias.

 

Ante una situación cronificada, por la falta de médicos que vienen padeciendo en el Área Sanitaria de PontevedraO Salnés desde hace seis meses, que ha provocado unas listas de espera intolerables, el colapso las urgencias hospitalarias y la saturación que viven los médicos de la central del 061, el Sindicato Médico propone un plan de choque para revertir la situación, elaborado por técnicos y profesionales cualificados del SERGAS, y alejado de los intereses políticos tanto de la derecha como de la izquierda.

Apunta, en este sentido, que la única solución transitoria que hay es una reorganización de Centros de Salud y PACs, concentrando a los profesionales en equipos capaces de gestionar lo que queda de la Atención Primaria, aunque esto suponga cerrar algunos transitoriamente, hasta que nuestros gestores sean capaces de incorporar a nuevos profesionales.

CESM Galicia concluye que para que la Atención Primaria recupere la calidad asistencial que prestaba a la ciudadanía es imprescindible que los facultativos la
vean atractiva, algo que no ocurrirá mientras que las administraciones no mejoren las condiciones laborales y económicas de estos profesionales, que optan por emigrar a otras comunidades autónomas o a otros países, donde su trabajo es mucho más valorado y reconocido que en Galicia o en España. 

youtubeinstagram
Facebooktwitterlinkedinmail