“A don Salvador Illa, ministro de Sanidad”

Cristina Sánchez Quiles

Responsable nacional de Atención Primaria de CESM

La opinión de la responsable de Atención Primaria de CESM

Cristina Sánchez Quiles

HOJA DE RUTA PARA LA ATENCIÓN PRIMARIA

Desde la Secretaría de Atención Primaria de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) queremos darle la bienvenida a su nuevo cargo de Ministro de Sanidad y aprovechar la ocasión para poner en su conocimiento las necesidades reales de éste nivel asistencial, básico e imprescindible para todos pero olvidado por la mayoría de los responsables excepto profesionales y población.

A su llegada al Ministerio comprobará que actualmente se está desarrollando el Marco Estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria, marco que no es , como ya tendrá oídas, nada satisfactorio para los médicos de familia y pediatras de AP. Para conocer los motivos de este descontento y entender nuestra postura es necesario hacer recordar los acontecimientos que abocaron a la creación de este Marco y a la convocatoria del primer pleno Interterritorial monográfico de AP: miles de médicos de Atención Primaria manifestándose y en huelga en Andalucía, Cataluña, Madrid, Castilla y León, Galicia, Valencia… médicos cuyas peticiones no han sido escuchadas ni tenidas en cuenta para solucionar los verdaderos problemas de la Atención Primaria a la hora de diseñar un Marco estratégico. En resumen Marco que va a ser insuficiente para solucionar los problemas urgentes del primer nivel asistencial.

A esto añadimos el desarrollo en distintas Comunidades Autónomas de Planes Estratégicos de AP independientes del marco que pretende desarrollar el Ministerio, es decir, más diferencias entre CCAA  condiciones laborales para los profesionales por lo que interpretamos que este año de trabajo y colaboración con el mismo no ha servido para nada más que para abrir la AP a distintas categorías, dar alas a otras y hacer peligrar las competencias de los médicos y pediatras de AP , dejando que “la base del sistema” se hunda en la miseria.

Para poner una solución se debería tener en cuenta lo siguiente:

La Atención Primaria (AP) es la base del sistema sanitario público español.

El médico es el profesional esencial para que la AP funcione. Por tanto, queremos hacer constar que:

1. La situación de la AP en España es crítica por el abandono y la falta de recursos. Los Médicos de Familia y Pediatras no pueden seguir trabajando en las condiciones actuales.

2. La saturación de las consultas pone en peligro la seguridad del paciente y genera un enorme desgaste profesional, incrementando exponencialmente los riesgos psicosociales de los médicos

3. Las dificultades para la contratación de Médicos de Familia y Pediatras deben abordarse a medio y largo plazo con aumento de plazas MlR, y a corto plazo con una mejora de las condiciones laborales, que hagan atractiva la AP para los médicos jóvenes.

4. La cobertura de las ausencias debe ser retribuida.

5. Las condiciones laborales de los médicos que cubren la atención continuada y de los sustitutos deben mejorarse.

6. Las condiciones laborales de los Médicos de Familia y Pediatras de AP deben ser homogéneas en toda España y deben equipararse a los países de nuestro entorno europeo para evitar la huida de los médicos jóvenes a otros países.

7. Es imprescindible que la Administración ponga en marcha medidas de control de la demanda que mejoren la eficiencia de la AP.

8. La «violencia sanitaria» contra los médicos y otros profesionales de AP es inaceptable, y debe tener tolerancia cero desde la Administración y desde la sociedad.

Las administraciones sanitarias deben abordar, de forma urgente, todos estos problemas (dificultades para la contratación de médicos, condiciones laborales, saturación, violencia…) para evitar el colapso de la AP y del Sistema Nacional de Salud.

Sr. Illa, como bien dice este dicho: “Cuando quieras construir algo que perdure, procura que los cimientos sean sólidos”, le recordamos que en los próximos diez años se jubilarán unos 16.000 médicos de Familia y unos 2.400 pediatras de AP. Reforzar estos cimientos debe ser su prioridad y para ello es necesario contar con los profesionales , por lo que me pongo a su disposición.

Atentamente

Cristina Sánchez Quiles
Responsable nacional de atención primaria
CESM

Facebooktwitterlinkedinmail