El Foro de la Profesión Médica entrega sus premios a las ganadoras por sus trabajos de fin de Grado y Máster sobre la relación médico-paciente

Un aspecto importante ha sido cómo abordar la comunicación de malas noticias

Tomás Chivato, Patricio Martínez y Gabriel del Pozo en la clausura del acto.

Este martes el Foro de la Profesión Médica ha celebrado en la Facultad de Medicina de la Universidad CEU San Pablo su I Jornada sobre la Relación Médico-Paciente, para abordar cómo ésta se ha visto afectada por la pandemia por COVID y como afrontarla a medio plazo.

El acto ha comenzado con la presentación de la jornada a cargo de Tomás Chivato, decano de la facultad de Medicina de la Universidad CEU San Pablo, en la que han recogido sus premios las dos vencedoras de esta I Edición, y donde también han mostrado su compromiso con el proyecto de declaración de la relación médico-paciente como patrimonio de la humanidad los miembros del Foro de la Profesión Médica José María Rodríguez Vicente, secretario general del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), Gabriel del Pozo, secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y Miguel Ángel García, responsable de Estudios Profesionales de CESM.

Mar Castiella (2º premio) ha presentado su trabajo “Recomendaciones, habilidades y protocolos sobre la comunicación de malas noticias en el ámbito de la salud. Una revisión bibliográfica”, explicando que la idea surgió durante sus prácticas de sexto curso, cuando tenía que enfrentarse a dar malas noticias y no sabía cómo hacerlo. Para ello enumeraba una serie de recomendaciones, como escoger un lugar adecuado, prepararse uno mismo, explorar qué sabe el paciente, averiguar qué información quiere conocer, prestar atención a la comunicación, dosificar la información, saber escuchar, ofrecer una esperanza realista, apoyar la respuesta emocional de los pacientes con empatía e iniciar un plan de acompañamiento.

Mar Castiella durante la exposición de su trabajo.

Por su parte Alba Gállego (1º premio) abordó también la comunicación de malas noticias en el ámbito de la Medicina Familiar y Comunitaria pero desde dos perspectivas culturales diferentes, un planteamiento que surgió a raíz de su rotación externa por Países Bajos. En su análisis confirmó que hay abordajes diferentes pero que se debe elegir bien el entorno y el momento para comunicar esta información, y que sigue existiendo en nuestro entorno cierto pacto de silencio ante el paciente por parte de la familia tras un diagnóstico que no se da en otros países.

Alba Gállego en la exposición de su trabajo.

También han presentado sus trabajos las finalistas Paula Palomar -con una revisión bibliográfica sobre la relación médico-paciente desde la perspectiva de género- y Cecilia Sanjuan -con una comparativa de los niveles de empatía de los estudiantes de Medicina entre Alemania y España-.

En el acto ha participado Patricio Martínez, presidente de honor de CESM y principal impulsor de la iniciativa que busca la declaración de la UNESCO, quien se dirigía a los alumnos de primer año de Medicina que habían escogido “la profesión más ilusionante” para pedirles que “la asignatura de la relación médico-paciente la cojáis en primero y la soltéis el último día de vuestra profesión”.

Próximos pasos del proyecto

Tras hacer un repaso por el camino andado hasta ahora, Martínez informaba de que la estrategia a seguir de aquí en adelante debe continuar con la ruta iniciada antes de la pandemia por las comunidades autónomas buscando su adhesión al proyecto y, por otro lado, con conversaciones a nivel internacional con la intención de que alguno de los países con mayor facilidad para solicitar el reconocimiento iniciara los trámites para acelerar el proceso.

La jornada ha contado con una conferencia inaugural a cargo de Miguel Ángel Benítez, jefe de la Sección de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Nuestra señora de la Candelaria en Tenerife, sobre las diferencias entre el lenguaje verbal y el no verbal en la comunicación de malas noticias y cómo el COVID y el uso de nuevas tecnologías altera el equilibrio de ambas.

Además, se han llevado a cabo dos mesas de debate; una primera sobre la comunicación, relación y cuidado durante la pandemia COVID, que ha contado con la visión de María Cruz Martín, jefe de Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario de Torrejón, María Gálvez, directora de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, José Camilo Vázquez, psiquiatra de la Unidad de Valoración y Orientación del Personal Sanitario Enfermo e Isabel Valdés, periodista de Sanidad de El País. Todos ellos han aportado su experiencia de lo vivido con el estallido de la pandemia desde el punto de vista de profesionales, pacientes y medios de comunicación.

La segunda mesa de debate abordaba los nuevos caminos para la atención sanitaria después de COVID, y en ella daban su visión Clara Benedicto -médica de Familia y coordinadora del grupo de trabajo de Salud Mental de SOMAMFYC), Santiago Alfonso -vicepresidente y coordinador de Relaciones Institucionales del Foro Español de Pacientes-, Luis Carlos Martínez -exjefe del Servicio de Información, Trabajo Social y Atención al Paciente del Hospital Universitario Ramón y Cajal- y Javier Padilla -médico de Familia y diputado en la Asamblea de Madrid-.

De izquierda a derecha, María Cruz Martín Delgado, Isabel Valdés, Álvaro Cerame, María Gálvez y José Camilo Vázquez.

De izquierda a derecha, Clara Benedicto, Víctor Duque (moderador) y Javier Padilla. Tanto Santiago Alfonso como Luis Carlos Martínez intervinieron por videoconferencia.

De izquierda a derecha, Tomás Chivato, Patricio Martínez y Gabriel del Pozo.

Facebooktwitterlinkedinmail
youtubeinstagram