El Sindicato Médico de Navarra protesta por la situación de los profesionales en una nueva concentración

Seguirán en su defensa de la Atención Primaria

Momento de la concentración en San Adrián.

El Sindicato Médico de Navarra ha convocado nuevamente una concentración en un centro de salud con carencia de médicos, esta vez en San Adrián. Tras el gran apoyo recibido en las concentraciones previas de Elizondo, Villafranca y Tudela, decidimos continuar en esta línea de protesta para que se pongan en marcha las medidas necesarias para atraer a Navarra a los médicos que se necesitan urgentemente. Medidas que desde luego pasan por una mejora de las condiciones laborales y retributivas del personal médico y son imprescindibles para dar estabilidad a las plantillas y así mejorar la calidad asistencial de los pacientes. Esta concentración es una más de las que continuaremos realizando en fechas próximas ante la situación de precariedad de la Atención Primaria en esta zona y en toda Navarra.

Es desalentador que llevemos dos legislaturas seguidas con presupuestos sanitarios elevados sin que ni el Gobierno, ni la Consejera de Salud actuales, ni los anteriores, hayan tomado medidas efectivas para conseguir evitar la pérdida de médicos y aumentar la inversión que reclama y necesita la Atención Primaria en su conjunto. Somos la única comunidad de nuestro entorno que no ha aumentado la plantilla médica en los últimos años. País Vasco, Aragón y La Rioja llevan varios años haciéndolo, incluso a costa de alguno de los de Navarra.

La falta de cobertura de muchas plazas obliga al resto de compañeros a asumir una sobrecarga laboral que a su vez impide ofrecer a los pacientes una asistencia sanitaria de calidad. Y el futuro aparece muy oscuro pues a los actuales problemas se sumarán las jubilaciones de una plantilla que no tiene recambio generacional.

En lo que se refiere a la zona de San Adrián, en concreto, es inadmisible que un solo médico tenga que atender a 6.200 pacientes tal como ocurrió la primavera pasada o que se tenga que ir al Hospital de Estella para que a los niños de la zona se les haga la revisión por un pediatra.  Tampoco es admisible que estas ausencias, y otras, sólo puedan ser cubiertas mediante el sobreesfuerzo de otros compañeros a los que se les pide el favor de cubrir “lo que puedan”, incluso medias jornadas. Esta zona básica atiende a unos 14.000 pacientes (la 5ª parte del área de Estella) y necesitan, al menos, contar con todas sus plazas cubiertas, de todos los estamentos, en los Centros de Salud.

Los intentos de la Administración de cubrir la menguada asistencia médica con profesionales de otros estamentos son inaceptables. El trabajo médico solo puede suplirse con médicos, al igual que el trabajo del resto de compañeros del centro de salud, solo puede asumirse por cada estamento concreto.

El agotamiento y cansancio de los profesionales está llegando a unos límites insostenibles.

No se entiende, por tanto, la inacción del Departamento de Salud, al margen de palabrería y justificaciones constantes, sin resultados reales y concretos

NO PODEMOS ESPERAR MÁS. NI LOS PACIENTES, NI LOS MÉDICOS, NI EL RESTO DE PROFESIONALES DE LOS CENTROS DE SALUD.

Facebooktwitterlinkedinmail
youtubeinstagram