SIMEX denuncia que los médicos extremeños son ignorados y olvidados un año más en los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2022

El nuevo plan económico vuelve a ignorar la inversión en profesionales

El Sindicato Médico de Extremadura (SIMEX) ha denunciado en un comunicado que de nuevo el plan económico regional para el próximo año olvida la inversión en profesionales, en esos médicos que escasean o que se van, y lo hacen remitiéndose a los datos de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2022, en los que:

  • No hay incremento en costes de Personal: “Artículo 27: Limitación al incremento de costes de personal”.
    Las necesidades urgentes se solucionan o “con redistribución de plazas vacantes o con la de efectivos”; pero lo que nunca falla son las manidas “necesidades del servicio”, de las que estamos sobrados. Esas que acaban agotando a los profesionales y que no importan a la hora de la prevención de riesgos laborales. Eso sí, las palabras de agradecimientos, esas, no faltan. El problema es que nunca veremos esos agradecimientos vía presupuestos. Esa es la conclusión de ya demasiados años.
  • Tampoco hay incremento de la extra, aquélla que por 2010 nos redujeron en un 43% y que sigue siendo inferior a la de enfermeras.
  • La Carrera Profesional sigue estando suspendida y tantos aspectos más.

Al parecer. según defiende la Junta, “los Presupuestos Generales de Extremadura para 2022 responden a las necesidades de ciudadanos y empresas y aprovechan el potencial transformador de los fondos europeos… El objetivo fundamental para 2022 es responder a las necesidades de ciudadanos y empresas, con el refuerzo del Estado del Bienestar, y aprovechar el potencial de los fondos europeos para modernizar el tejido productivo, posicionar a Extremadura ante los desafíos medioambientales, promover la digitalización y abordar el reto demográfico”.

El Sindicato Médico de Extremadura entiende que las plazas vacías de médicos son un problema para el ciudadano, un clarísimo deterioro del Estado del Bienestar y un claro factor pronóstico de la demografía de nuestros pueblos.

Es tal la dificultad actual de nuestra comunidad -y la que se prevé por las masivas e inminentes jubilaciones- en cuanto a profesionales médicos, que recientemente hemos mandado una carta al consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, solicitándole que se retomen los acuerdos a los que se comprometió y que, en parte por el incumplimiento del Objetivo de Déficits en 2019 y en parte por la pandemia, se paralizaron en marzo de 2020. De momento no hemos obtenido ninguna respuesta.

Entre los temas hay medidas a corto plazo, fundamentales, y que sólo vía presupuestos tienen viabilidad: jornada laboral de 35 horas reales, precio de la hora de guardia igual a la media nacional, carrera profesional, recuperación del 100% de la paga extra… Todo ello tanto para estatutarios como para los residentes.

El déficit de médicos para Extremadura también es un desafío para nuestra comunidad, y no es un problema menor por lo que a la sociedad afecta.

Es un lujo para Extremadura no afrontar “hoy” que haya 230 plazas vacías de médicos o que 16 médicos especialistas hayan renunciado a unas plazas, ganadas por oposición en los 3 últimos años.

Además, hay que recordar que, entre los años 2020-2026, las previsiones de jubilaciones eran de 1.000 médicos. ¿Se podrán cubrir todas esas plazas de futuros jubilados? La inercia de la situación actual nos dice, evidentemente, que no. Coincidiendo con esto, estrenamos nuevo Plan de Salud de Extremadura para los años 2021-2028, para cuya ejecución y consecución de objetivos se tiene que contar con profesionales, y  entre ellos con médicos.

No afrontar estos problemas en los presupuestos de 2022 será una irresponsabilidad, puesto que no se puede posponer o retrasar a otros ejercicios, sencillamente porque para entonces será MUY TARDE, especialmente si el resto de comunidades autónomas sí lo llevan haciendo desde hace unos años.

Facebooktwitterlinkedinmail
youtubeinstagram