“Me pongo la venda»

Gabriel del Pozo

Secretario general de CESM

Los profesionales merecen que las soluciones sean consensuadas

Gabriel del Pozo

En circunstancias habituales no haríamos caso de informaciones lanzadas al aire sin contrastarlas y sin pensar que no pasarían de ser una ocurrencia local, pero tras la experiencia vivida durante todo este tiempo de pandemia ya nada me resulta increíble y parece que “las soluciones imaginativas” se contagian.

Según se ha conocido, la administración de Baleares se esta planteando por la evolución de esta 5ª ola la posibilidad de que, si no hay voluntarios para suspender/cambiar las vacaciones de los profesionales sanitarios, se suspendan por decreto. Esto debe formar parte de los homenajes y agradecimientos de la Administración por el sobreesfuerzo y entrega de los profesionales durante estos 16 meses de  pandemia, de premiar su entrega y dedicación a pesar de la exposición a la que han estado sometidos al inicio sin equipos de protección, pagándola con infecciones e incluso con su vida -somos el país europeo con mayor número de infectados y fallecidos entre los profesionales sanitarios-. Ustedes, los políticos y gestores, ¿no se plantean en ningún momento dialogar con los profesionales para consensuar soluciones? Digo yo que algo sabrán los médicos de tratar y prevenir, incluso será mucho mas fácil de entender por la población si las medidas cuentan con el respaldo del consenso con los profesionales. Sin embargo, en lugar de esto nos encontramos con una posible demostración más de prepotencia suspendiendo las vacaciones de sus “esclavos”, esos héroes de los que presumieron en las primeras olas a los que la población aplaudía y ahora son zarandeados “cual peleles” para tapar las malas decisiones tomadas por los políticos de turno, reitero que de forma prepotente y sin consenso con profesionales.

Es importante que recuerden que tienen a una gran parte de los médicos trabajando al limite de sus fuerzas y de su salud psicofísica. No estiren tanto la cuerda, que “no somos héroes”, somos profesionales de carne y hueso y también nos cansamos, saturamos, sufrimos, lloramos y nos hundimos cuando vemos que nuestro esfuerzo no esta siendo valorado por nuestros empleadores, que nos tratan como robots y no se dan cuenta -quiero pensar esto y no que les da igual- de que tenemos capacidad de pensar y sentir . Como decía, espero que esto no sea ni siquiera una posibilidad valorada en Baleares y no se lo estén pensando en otras comunidades.

Señores políticos: tienen excelentes profesionales pero necesitan reconocimiento, cuidados y que cuenten con ellos a la hora de tomar decisiones.

Facebooktwitterlinkedinmail
youtubeinstagram